Los expertos argumentan que se requieren de granjas pilotos de macro y microalgas para evaluar la biomasa marina potencial de Escocia.

 

La recomendación proviene de un informe sobre el uso de biomasa para la generación de combustible, con lo que se busca evitar el uso de terrenos agrícolas valiosos.

Los científicos quieren establecer granjas pilotos e investigar las algas marinas con mayor contenido energético.

El informe fue presentado por la Scottish Association for Marine Science for The Crown Estate.
El Profesor Mike Cowling, administrador científico para The Crown Estate, expresó: “En sensible evaluar el cultivo de algas marinas y la cosecha sostenible (de las praderas de algas) como una fuente de energía, para calentar nuestros hogares y para combustible de nuestros vehículos.

“La calefacción y el transporte representan alrededor de las tres cuartas partes de nuestra necesidad de energía, de esta forma es vital que encontremos nuevas formas para satisfacer esta demanda.

“Extraer la energía de las algas marinas es particularmente eficiente y un método eficaz de producir energía, y el cultivo de algas marinas podría tener impactos positivos sobre la biodiversidad marina local.”

Una ventaja clave de usar las algas marinas es que se evita los problemas asociados con las cosechas agrícolas destinadas a la producción de biocombustibles que incrementan la presión sobre los terrenos agrícolas y el agua dulce.

El profesor de microbiología, Geoffrey Codd, de Dundee University ve prometedora la idea del uso de algas marinas y otras algas como combustible.

Codd piensa que la práctica podría revivir las industrias tradicionales como la cosecha de algas marinas y crear fuentes viables y sostenibles de biocombustibles.

Fuente: BBC