Por Anaisis Hidalgo Rodríguez
(La Demajagua).- La Empresa Camaronera del Litoral Sur de la provincia de Granma (CALISUR), la mayor de su tipo en Cuba, aumenta sus producciones para la exportación y venta nacional pese a los efectos del bloqueo, aseguró Pedro Lavié, director de supervisión y control en esta entidad.

 

Esta empresa es responsable del 50 por ciento del camarón de cultivo que comercializa el país, este se prepara para entregar a la economía valores superiores a los cinco millones de dólares.

Las trabas del bloqueo afectan a la empresa CALISUR que destina el 80 por ciento de sus producciones para la exportación, principalmente en los mercados europeos por las restricciones comerciales impuestas por el gobierno de Estados Unidos.

“El gobierno de Estados Unidos al tener vedada las relaciones comerciales con Cuba, la hace prescindir de su mercado y la obliga a buscar otros más lejanos, como los europeos que actualmente sostienen la comercialización del camarón exportado por Cuba.

“La lejanía, los bajos precios que se imponen en los grandes mercados de pescado de Europa, son dificultades que debemos asumir producto de la imposición del bloqueo.

“Nosotros exportamos con el costo y el seguro incluido en la venta y es más costoso para el país que también ve recrudecida su comercialización por el encarecimiento de los fletes.

“Esta no es la única limitante, también está la adquisición de piezas de repuesto para el transporte y las maquinarias.

“Recientemente pusimos en marcha un transporte para la distribución del pienso gracias a la inventiva de algunos trabajadores.”

La empresa también ha estado llamada a la racionalidad y a la búsqueda de técnicas efectivas para la distribución del pienso de camarón cuyos costos en el mercado internacional están en los 800 dólares la tonelada.

“La industria tiene una máquina clasificadora que costó alrededor de 50 mil dólares, ha presentado roturas en algunas piezas, pero les hemos dado solución mediante trabajos de tornería. Estamos obligados a innovar, de hecho hubiésemos tenido que comprar la pieza en Ecuador y con esa inventiva hemos logrado clasificar hasta mil 500 kilos de camarones por hora cuando el equipo estipula mil 300.”

Si se levantara el bloqueo, Cuba podría exportar al mercado norteamericano normalmente y podría importar desde allí con toda libertad. Ahorraría fletes. Obtendría mejores precios
El año pasado el comercio exterior cubano sufrió pérdidas de 685 millones de dólares.
Pese a las restricciones, CALISUR ha alcanzado producciones muy altas y ha roto récord de años anteriores, después de la introducción en el 2005 de la especie Litopenaeus Vannamei que incrementó el rendimiento a una tonelada y media por hectárea de estanque.

El objetivo principal del bloqueo no ha sido otro que el de imponer la asfixia económica y social a la nación cubana, al privarla de sus medios fundamentales de subsistencia.

Las prohibiciones y restricciones impuestas por el bloqueo al pueblo cubano, carecen de todo fundamento legal, moral y ético. Conforme a lo dispuesto en el Inciso (c) del Artículo II de la Convención de Ginebra para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, del 9 de diciembre de 1948, el bloqueo impuesto por el Gobierno estadounidense contra Cuba califica como un acto de genocidio y, por consiguiente, constituye un delito de Derecho Internacional.

Fuente: http://www.lademajagua.co.cu