(Teleprensa).- El Aquarium Roquetas de Mar y todos sus visitantes están de enhorabuena ya que el pasado mes de julio nacieron en sus instalaciones crías de caballito de mar de las cuales, dos de ellas, pasarán hoy a formar parte de la colección animal que se exhibe en la sala Mediterráneo.

 

Con la exhibición pública de estas crías de caballito de mar (todo parece indicar que se trata de crías de la especie Hippocampus hippocampus) el Aquarium Roquetas de Mar se convierte en pionero en conseguir la reproducción en cautividad de este simpático y peculiar pez marino en el Mediterráneo.

Proyecto de mantenimiento y reproducción

Las labores de reproducción en cautividad del caballito de mar que desarrolla el departamento de Biología del Aquarium Roquetas de Mar se encuentran enmarcadas dentro del proyecto de mantenimiento y reproducción del caballito de mar (Hippocampus guttulatus e Hippocampus hippocampus) que busca poder completar los ciclos reproductivos de estas especies marinas. Un objetivo, que dado los resultados obtenidos hasta el momento, parece más cercano. Estas especies se encuentran seriamente amenazadas en nuestras costas y son objeto de estudio por parte de gran cantidad de investigadores de entidades tanto públicas como privadas, en todo el territorio nacional con bastante escasez de resultados.

Es por esto que el Aquarium Roquetas de Mar comenzó dicho proyecto en la primavera de 2007 experimentando con distintos sistemas para el mantenimiento de la población de ejemplares adultos y consiguiendo que se produzcan apareamientos en cautividad. Asimismo, en relación al mantenimiento de los alevines en cautividad se ha conseguido perfeccionar el diseño de un acuario especial que permite el desarrollo planctónico de dichos alevines en sus primeras semanas de vida, que coincide con el periodo de mayor vulnerabilidad.

Datos curiosos

Una de las principales curiosidades de estos peces es su peculiar ciclo reproductivo que tiene lugar en verano, ya que los caballitos de mar forman parejas estables a través de una danza o cortejo nupcial y es el macho el que incuba los huevos que la hembra ha depositado en la bolsa incubatriz de su abdomen. Tras un periodo de incubación de unas 3 semanas, el macho expulsa a las crías completamente formadas y de vida libre e independiente de sus progenitores.

Los caballitos de mar son peces con una morfología inconfundible, parecida a un caballo de ajedrez. Son animales muy sedentarios y suelen permanecer la mayor parte del tiempo inmóviles, sujetos a la vegetación marina con su cola prensil. Habitan las praderas de posidonia y comunidades algares próximas a fondos rocosos. Su natación es muy lenta, gracias al movimiento ondulatorio de su aleta dorsal y aletas pectorales. Se alimentan de pequeños invertebrados y larvas planctónicas que aspiran gracias a su hocico en forma de pipeta.

En nuestras aguas tenemos dos especies de caballitos de mar, Hippocampus hippocampus e Hippocampus guttulatus siendo la segunda un poco más grande (hasta 18 cm. por los 15 del cm. del caballito de mar común) y con apéndices dérmicos muy desarrollados gracias a los cuales se camufla de sus depredadores.

Fuente: http://www.teleprensa.net