(La Voz de Galicia).- En el 2005 Galicia dejó de producir salmón de acuicultura. Y casi cuatro años después, el proyecto de criar esta especie en aguas gallegas vuelve a cobrar fuerza.

 

La Consellería de Pesca autorizó la puesta en marcha de una iniciativa experimental que consiste en instalar una serie de jaulas en las proximidades de la isla de Rúa, situada en el término municipal de Ribeira.

Los promotores retoman así una especie para la acuicultura en la que Galicia fue pionera a nivel nacional, pero cuya explotación abandonó por las complicaciones de su cría. Ese mismo cultivo está cosechando un gran éxito en puntos como Noruega, Canadá, Chile o Escocia, donde hace años que apuestan por el salmón.

Desde Pesca comentan que se trata de un proyecto experimental que tiene como objetivo ver las posibilidades reales que ofrece la cría de este pescado en esta zona del litoral barbanzano. Aunque desde la Xunta no se facilitaron más datos sobre esta iniciativa, algunos bateeiros, que poseen zonas de producción anexas al área que se pretende dedicar a la producción acuícola de esta especie, comentaron que consistiría en la instalación de cinco jaulas ubicadas en el marco del polígono de bateas denominado Ribeira C, uno de los que, según sostienen, ofrece mejor bivalvo de toda Galicia.

El motivo esgrimido por la consellería para replantearse la cría de salmón en el litoral ribeirense obedece a que este tramo costero es el que ofrece la mayor profundidad de toda la comunidad y donde mejor se puede dar la cría de salmón en cautividad.

Recelo

Pero es precisamente el colectivo mejillonero el que más recelo muestra ante la puesta en marcha de este proyecto. «vamos vigilar esta iniciativa con lupa», aseveró un bateeiro que posee dos artefactos flotantes en la zona denominada Ribeira C. Y es que el sector extractivo teme que estas jaulas de salmón puedan afectar negativamente al crecimiento normal del bivalvo. «es muy probable que este pescado absorba una gran cantidad de nutrientes que necesita el mejillón para su desarrollo normal y que redunda en el tamaño y la calidad del bivalvo», señaló un productor.

Es más, empresarios mejilloneros aseveran que este parque acuícola que se pondrá próximamente en marcha -la Consellería de Pesca no avanzó cuándo entraría en funcionamiento la experiencia piloto- perjudicará gravemente a sus intereses, a causa del riesgo de intoxicación que pueden sufrir los moluscos, lo que podría afectar a la cotización y a la calidad de la vianda.

Desde la Consellería de Pesca, sin embargo, niegan que la cría de salmón pueda interferir negativamente en el cultivo de mejillón. Según explican, «esta iniciativa será respetuosa con el medio ambiente y no afectará el desarrollo normal del bivalvo». Según la Xunta, «antes de dar a autorización se hicieron los análisis y estudios previos para comprobar, de forma fidedigna, que estas gaiolas de salmón no afectarán las de mejillón; os técnicos e biólogos descartaron esa posibilidad», apuntaron las citadas fuentes.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es