SINAMAICA (ABN).- Con la finalidad de contribuir al rescate del resquebrajado ecosistema de la Laguna de Sinamaica, Carbones del Zulia (CARBOZULIA) sembró  doscientos cincuenta mil alevines (cría de peces) en la ciénaga del Gran Eneal en la Laguna de Sinamaica, los cuales tendrán la misión de restablecer las condiciones naturales perdidas del emblemático estuario zuliano.

 

Néstor Chávez, biólogo encargado de la coordinación del ambicioso programa ecologista, señaló que “Alevín se refiere a aquel animal pequeño que ya está en condiciones aptas para vivir independientemente, buscar alimento, comer y crecer.

En esta oportunidad, fueron 250 mil los alevines sembrados para un total de 1 millón seiscientos, todos pertenecientes a las especies de bocachicos y armadillos; ambas pertenecientes a la zona y muy importantes en la cadena trófica de nuestro ecosistema, señaló Chávez.

Mairelys Dubaez de D´Armas, Gerente de Asuntos públicos de Carbozulia, refirió que el Centro Agrícola Don Bosco, ubicado en el municipio Páez, hizo la propuesta de tener un Programa Integral Permanente orientado a reactivar la actividad pesquera en la Laguna de Sinamaica ya que las comunidades radicadas ancestralmente aquí subsisten fundamentalmente de esta actividad.

D´Armas expuso que para entonces -este programa- de inmediato tuvo el visto bueno de la empresa, dada la orientación ambientalista del gobierno nacional que infatigablemente viene apuntalando proyectos socio-productivos, así como también acciones destinadas al resguardo del equilibrio ambiental.

Rescatar el ecosistema en estos paradisíacos parajes ocultos ante la mirada de quienes desconocen su valor; supone no sólo saldar una deuda con la propia madre naturaleza, sino concretar acciones acordes con el discurso revolucionario, de justicia, oportunidad y dignificación de nuestros pueblos originarios.

Por su parte, Orlando Nava, Analista de Comunicación Corporativa de (CARBOZULIA), expuso que el convenio tiene su segundo año de ejecución y los resultados obtenidos son muy satisfactorios. “Hoy se están sembrando 250 mil entre bocachicos y armadillos, los cuales son especies autóctonas de la zona y además tienen una alta demanda en nuestro mercado local.

Asimismo, Néstor Chávez expuso que sin duda el equilibrio de este hábitat natural está seriamente dañado, tanto por la propia acción de la naturaleza que ha sedimentado los caños que son afluentes de la laguna de Sinamaica, así como también por la intervención indiscriminada del hombre. No obstante, es fundamental que estas afectaciones sean corregidas.

Finalmente dijo el biólogo encargado del programa que “estas siembras progresivas y a gran escala de alevines, dentro de 9 o 12 meses estarán dando sus frutos, ya que los mismos podrán tener un peso promedio de 500 gramos. Esa es la talla madura para que estos peces desoven e incorporen nuevos organismos al ecosistema”.

Fuente: http://www.abn.info.ve