PUERTO MONTT (Ecoceanos News).- Victor Hugo Puchi, uno de los dueños de AquaChile, la principal compañía productora de salmón del país, reconoció este jueves que la industria ha “cometido errores” y llamó a tomar drásticas medidas para elevar los estándares sanitarios y ambientales porque "la industria no resistiría una nueva enfermedad”.

 

Las palabras del industrial vienen a avalar las denuncias que hace más de 10 años realizan ONGs, pescadores, académicos y trabajadores, respecto a los bajísimos niveles sanitarios y ambientales de estas empresas.

Pero las palabras de Puchi son miradas con cautela por el presidente del Gremio, el economista agrario Cesar Barros, que afirmó que las palabras del dueño de AquaChile son radicales y que las medidas propuestas deben discutirse en el directorio de la patronal SalmonChile.

Puchi habló este jueves al presentar el reporte anual de sustentabilidad de su compañía. En la ocasión afirmó dos de las denuncias de las ONGs. La primera tiene que ver con la importación de especies exóticas y junto con ellas, de enfermedades no registradas antes en los ecosistemas del sur.

El empresario propuso “cerrar nuestras fronteras a la importación de material biológico, no podemos seguir siendo importadores de enfermedades. Debemos detener de inmediato la importación de ovas”.

“Nuestra industria no resistiría tener que enfrentar simultáneamente la llegada de otras nuevas enfermedades” dijo el industrial.

Y el segundo tema fue reconocer que los niveles de producción están sobredimensionados, lo cual genera un alto consumo de fármacos y una gran propagación de enfermedades.

Ante esto Puchi dijo que es necesario “disminuir el volumen de producción de nuestras concesiones, de manera de disminuir la densidad de producción por centro y por área, implicando un menor consumo de fármacos y una menor propagación de enfermedades”.

Puchi también avalo la propuesta de diversos sectores sociales que exigen que las empresas salmoneras deban realizar estudios de capacidad de carga en los lugares donde opera y reconoció que la industria no ha sido capaz de “aprovechar el altísimo nivel y las conexiones de los científicos locales”

Las palabras de Víctor Hugo Puchi fueron inmediatamente cuestionadas por el presidente de SalmonChile y por Álvaro Jiménez, gerente de Marine Harvest la principal compañía salmonera a nivel mundial. Mientras Barros afirmó que la propuesta de prohibir las importaciones de ovas es una medida radical, el gerente de Marine Harvest la calificó como poco sensata.

“No me parece sensato parar la importación de ovas ... hoy la peor calidad sanitaria de ovas del mundo se encuentra en Chile con una probabilidad casi cierta de que tengan presencia del virus en distinto grado”, dijo Jimenez al diario Financiero.

Solo 1 de los 7 centros de salmones reproductores de Marine Harvest está libre del virus ISA, los otros están todos infectados.

Fuente: http://www.ecoceanos.cl