IDAHO.- En una prueba de sabor, los piscicultores del valle Magic de Idaho fueron incapaces de detectar alguna diferencia significativa entre las truchas que fue criada con alimentos a base de vegetales y aquellas que fueron criadas con un alimento convencional basada en harina de pescado.

 

“Esto es una buena noticia debido que no deseas que las dietas vegetales impacten en la calidad del producto,” dijo Gary Fornshell, un profesor de acuicultura en la University of Idaho.

La prueba de sabor fue realizada el 23 de octubre durante un día de campo en el hatchery de peces del College of Southern Idaho.

Solo cinco de los 15 piscicultores, que participaron de la prueba pudieron detectar alguna diferencia de sabor entre los dos filetes, dijo Fornshell. Podría decirse que 09 de 15 indican que no hay diferencias significativas.

La dieta en base a vegetales incluye la cebada Clearwater, harina de gluten de maíz y un concentrado de proteína de soya.

Clearwater es una variedad de cebada lanzada el año pasado por los fitogenetistas de la USDA-Agricultural Research Service en Aberdeen.

Bajo en ácido fitico, esta orientado especialmente para el mercado de peces comerciales. Los investigadores dijeron que la cebada baja en fitatos permite que una mayor cantidad de fosforo este disponible para que los peces lo absorban de forma inmediata, de esta forma se excretan menos nutrientes. De esta forma al convertirse en una alternativa potencial de bajo costo para la harina de pescado, la cebada baja en fitatos promete ser mas ambientalmente amigable.

Los estudios realizados indicaron que el crecimiento y la calidad de la trucha no fueron afectadas adversamente por una dieta que incluye algunas proteínas vegetales.

El interés en raciones en base a vegetales es de interés de la industria de la acuicultura mundial, mencionó Fornshell.

Países como Perú que proveen anchoveta para convertirlo en harina, probablemente no serán capaces de satisfacer la demanda crecientes de la acuicultura, destacó Fornshell.

Fuente: Capital Press