Por: Celic Mendoza
(La Jornada Michoacán).- La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, a través del Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales y su Laboratorio de Acuicultura y Nutrición, llevará a cabo la primera siembra de peces blancos “jóvenes” en Quiroga.

 

De acuerdo con el director de dicho Instituto, Raúl Cárdenas, esto permitirá iniciar el cultivo de esta importante y emblemática especie, no sólo para Michoacán, sino para México y el mundo.
Explicó que los peces fueron totalmente cultivados de padres producidos en las instalaciones de acuicultura de la Universidad Michoacana en Morelia, “estos peces blancos juveniles, los primeros mil 200, son una contribución tecnológica de la Casa de Hidalgo a la región indígena purépecha.

Desde hace más de seis años, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales ha desarrollado la tecnología para el cultivo en estanques del pez blanco de Pátzcuaro a nivel piloto comercial.

Con el apoyo financiero de la Compesca y de los propios jóvenes emprendedores dueños de esta granja, se diseñó y construyó el primer estanque de un cuarto de hectárea para esta granja acuícola bajo la dirección de técnicos de la universidad michoacana.

La tecnología universitaria fue transmitida a los emprendedores en varias sesiones de cursos de acuicultura para el manejo del pez blanco, con el apoyo de la fundación Darwin de la Gran Bretaña, proyecto en colaboración con la Casa de Hidalgo.

“La tecnología de cultivo y la asesoría a prestar son un esfuerzo más de la UMNSH para contribuir al desarrollo armónico de la región en los temas de vocación agropecuaria, que posee el estado de Michoacán”, expresó Raúl Cárdenas.

Añadió que no existe la menor duda que la transferencia de tecnología para el cultivo de especies tan valiosas como el pez blanco de Pátzcuaro, “será el inicio de un desarrollo acuícola regional de especies que no sólo contribuyen con la alimentación básica, sino que, además, al poseer niveles altos de ácidos grasos, vienen a contribuir con la salud y nutrición de nuestro pueblo”.

Comentó que al existir una demanda insatisfecha de esta especie y debido a que la pesquería de la misma se encuentra agotada en el Lago de Pátzcuaro, se ha provocado un alza desmedida en los precios en el mercado regional y nacional; es por ello que el cultivo de esta especie generará una derrama económica inmediata y substancial en la región.

Una mayor disposición política que apoye proyectos exitosos de este tipo podrá detonar en un corto plazo el cultivo comercial de especies de alta demanda y altos precios en el mercado, como lo son los peces blancos.

Fuente: http://www.lajornadamichoacan.com.mx