OSLO.- La energía solar, el ecoturismo y la piscicultura pueden crear nuevos empleos en las regiones áridas de las naciones en desarrollo debido a que el calentamiento mundial disminuirá el abastecimiento de agua, indicó un informe de Naciones Unidas.

 

Un estudio de la desertificación de cuatro años en ocho países, desde China a Túnez, mostró que las personas podrían cambiar a cultivos menos intensivos en agua y establecer nuevos negocios, algunas veces ayudados por los microcréditos, para que haga frente al cambio climático.

“Estamos pensando en opciones en las cuales la dependencia sobre los recursos acuáticos se han menores,” dijo Zafar Adeel, co-autor y director de la International Network on Water, Environment and Health (INWEH) de la Universidad de las Naciones Unidas.

“La agricultura toma entre el 70 a 90% del abastecimiento de agua dulce en los terrenos áridos” destacó Adeel a Reuters, mientras que comentaba el estudio titulado "People in Marginal Drylands".

Un proyecto cerca al desierto de Cholistan en Pakistán mostro que grandes cantidades de aguas salobres pueden ser usadas para el cultivo de peces, una nueva fuente de proteína para las personas de la localidad y que pueden comercializar en los pueblos locales.

Los estanques usados para “acuicultura árida”, en donde se emplean peces continentales  capaces de soportar altos niveles de sal, producen mas alimentos que si se utiliza el mismo volumen de agua para irrigar los campos de cultivo.

“Si podemos utilizar el agua para diferentes objetivos podremos multiplicar los beneficios,” destacó Thomas Schaaf, co-autor y jefe de la sección Ecological Sciences and Biodiversity de UNESCO. El fango de los estanques podría ser usado como fertilizante.