(En Oriente).- “Los moluscos son una especie que no necesita pienso y eso, de alguna manera, los separa de otros grupos que son cultivos como los peces y los crustáceos que habitualmente, a lo largo de su ciclo de vida, necesitan un pienso para alcanzar la talla comercial”.

 

“El alimento de los moluscos lo filtran del agua de mar, son las microalgas que se forman de manera  natural en el agua, filtran el fitoplancton que son las pequeñas microalgas que hay en el agua de mar; sin embargo, los peces de cultivo necesitan un pienso, su alimento, para crecer”.

El Dr. Alejandro Guerra Díaz, procede de una región de Galicia que es la primera productora de mejillón de batea en España, la primera de Europa y la segunda del mundo. Explicó que la batea es una plataforma de 500 metros cuadrados que flota en el mar de la cual se cuelgan cuerdas de donde están pegados los mejillones y allí crecen en un año hasta que alcanzan la talla comercial. También se produce mucha ostra.

Entre los proyectos que desarrolla el dr. Guerra Díaz está el de tratar de buscar procedimientos en el que el mejillón pueda desintoxicarse porque a veces hay episodios de mareas tóxicas que cierra completamente la posibilidad de cosechar el mejillón; de manera que buscamos formulas que puedan disminuir ese tipo de impacto sobre el mejillón. Por otra parte, unos proyectos en concreto que son unos pequeños criaderos. En el Instituto formamos técnicos que toman una experiencia de dos años con esos proyectos a través de becas para luego implementar  criaderos de moluscos en determinadas zonas de cofradías de pescadores con el objeto de que puedan producir esas semillas que luego ellos van a sembrar.

El Dr. Guerra Díaz lleva trabajando en el sector más de 30 años y en la actualidad está haciendo investigación productiva aplicada y muy orientada a este sector. Es director del Centro de Investigaciones Marinas de la Xunta de Galicia.

Fuente: http://enoriente.com