Por: Lizet Márquez
(CNCTV).- Aproximadamente a 19 grados de latitud norte y 76 de longitud oeste, en la zona de Cabo Cruz, en el municipio granmense de Niquero, un experimento comienza a dar resultados para sustituir importaciones en Cuba.

 

La idea parecería descabellada para quienes no conocen la materia, pero dos años de comprobación avalan los resultados de los pescadores del Cabo.

El proyecto consiste en la cría de la tilapia roja en el mar, en jaulas que miden unos 9 metros de diámetro y otros 7 de profundidad, construida con mayas especiales.

Juan Luis Riestra, Director Unidad Empresarial de Base, El Cabo, explica que durante 72 horas reciben tratamiento, para adaptarlas al nuevo habitat.

"Comenzamos a mediados de septiembre, los alevines llegan aquí con un peso de entre 8 y 10 gramos, ya tenemos cinco jaulas hechas, más dos en proceso constructivo.

"En julio de este mismo año obtuvimos en la etapa de prueba 10 toneladas de tilapia roja y fue excelente". Desde la estación de alevinaje de Bartolomé Masó y Palma Soriano en Santiago de Cuba, llegaron poco más de 200 000 alevines que están listos para comenzar su vida en aguas saladas.

"Somos 19 trabajadores que hacemos multi oficio aquí, pensamos que con 500 mil alevines se deben producir unas 150 toneladas en 7 meses aproximadamente, sería un proceso continuo para tener pescado de esta especie durante todo el año", confirma Riestra.

Al cierre de este año en Granma deberán terminarse diez jaulas especializadas para la marinización de la tilapia roja.

"Se han hecho pruebas en La Habana, pero los mejores resultados los hemos obtenido en El Cabo, con la experiencia de Escocia y España, también, estas aguas tienen un espejismo envidiable, las corrientes son paralelas a la costa y favorecen la cría", continúa quien fuera pescador desde muy joven.

La talla final de la especie deberá estar entre los 300 y 500 gramos, mayor calidad de sus carnes, incremento de su nivel proteico y mejor sabor.

Del centro de buceo ubicado en la zona siguen de cerca las mallas en el fondo marino. Y la entidad granmense ya organiza proyectos para el desove de otras especies como el ostión y el cobo.

Fuente: http://www.cnctv.cubasi.cu