La empresa de acuicultura Western Kingfish perdió hasta el 70% de su población de peces después de que una bacteria infecto a cerca de 15 000 yellowtail kingfish en la piscigranja de bahía Jurien.

 

El director ejecutivo de la empresa, Andrew Mitton, informó que la empresa podría perder solo 16 000 de los 50 000 peces que vienen criando, lo que llevara a la empresa a revisar sus planes para incrementar sus ventas.

Western Kingfish suspendió las ventas de sus productos después que notificaron a las autoridades la muerte del cerca del 30% de los peces en sus instalaciones, además de enviar las muestras al Departamento de Pesca para que realice una investigación clínica.

Mitton dijo que es evidente que las muertes se debieron a “patógenos bacteriales oportunistas en los intestines de los peces”.

“Este síndrome  puede ser iniciado por una amplia variedad de factores que son rutinariamente asociados con las practicas de cultivo,” dijo Mitton.

Fuente: The West