(Energías Renovables).- La Universidad de Cádiz participará hasta el año 2011 en el Proyecto Singular Estratégico (PSE) Producción y valorización de biomasa a partir de microalgas, cuyo objetivo es producir biomasa y otros productos de interés comercial a partir de microalgas, tanto de aguas marinas como continentales.

 

La iniciativa está coordinada por el grupo empresarial Aurantia y en ella intervendrán seis grupos de investigación de la Universidad de Cádiz (UCA). Además, contará con la participación de la Planta de Cultivos Marinos de la UCA. En este laboratorio seleccionarán algunas estirpes de microalgas para su posterior desarrollo.

Dentro de los seis grupos de investigación, el de Estructura y Dinámica de Ecosistemas Acuáticos estudiará la selección de estirpes de microalgas; el de Oceanografía y Contaminación del Litoral analizará la captación y fijación de CO2 y diseñará fotobioreactores; el de Patología e Histofisiología de Especies Marinas determinará el tipo de alimentación que deben seguir las microalgas y valorará su utilización como pienso de consumo animal; el de Tecnología del Medio Ambiente se encargará de estudiar las aguas residuales como fuentes de nutrientes.
 
Bionergía, pero también cosmética y farmacia

Otra de las acciones que realizará la UCA se centrará en la separación de la biomasa y la extracción de los aceites mediante fluidos supercríticos. El grupo Análisis y Diseño de Procesos con Fluidos Supercríticos realizará estos trabajos. El sexto de los grupos de investigación que trabajará en este macroproyecto es el de Productos Naturales Marinos. En él, expertos en la materia buscarán nuevos productos a partir de la biomasa (energéticos, piensos, farmacéuticos y cosméticos), así como qué componentes de la materia algal desarrollarían una actividad anticancerosa y antitumoral.

El proyecto propone la elaboración de un sistema de información geográfica (SIG) de la costa española para evaluar las diferentes especies de algas, así como una investigación sobre el aprovechamiento integral de los residuos de su cultivo.

Todo este trabajo, que cuenta con un presupuesto de casi 12 millones de euros y está estructurado en ocho subproyectos, lo compaginarán con continuos cultivos intensivos de microalgas, de las que después aprovecharán sus componentes para producir biomasa y otros subproductos valorizables, como aceites esenciales, productos naturales con actividad antiinflamatoria o antitumoral y piensos para animales, entre otros.

Fuente: http://www.energias-renovables.com