Uno de los problemas de mayor relevancia en salud humana es la resistencia de los patógenos microbianos, causantes de patologías infecciosas, a las terapias antibióticas.

 

En la actualidad se sabe que el excesivo uso de antibióticos a partir de la segunda mitad del siglo pasado ha favorecido esta situación. Por esta razón, hoy su uso es cada vez más restrictivo, siendo Chile el país líder en la materia al reglamentar la venta de antibióticos sólo en presencia de receta médica.

Sin embargo, a nivel mundial, los antibióticos también son usados en ganadería y acuicultura para evitar y tratar enfermedades infecciosas que generan grandes pérdidas en esos sectores. Si bien esta práctica está normada y vigilada por la autoridad competente, el uso de antibióticos en ambientes abiertos puede favorecer la selección y diseminación de genes responsables de la resistencia, pudiendo llegar a virus que afectan a las propias especies en cultivo o incluso al hombre. Por esta razón, la tendencia mundial es buscar alternativas innovadoras que permitan evitar o disminuir el uso de antibióticos en la producción de animales destinados a la alimentación humana.

En acuicultura, la existencia de patologías infecciosas que afectan a especies altamente rentables, como es el caso del salmón, generan grandes pérdidas económicas, lo que hace necesario utilizar antibióticos. Esto lleva asociado el riesgo de selección y diseminación de resistencia, produciendo patologías infecciosas derivadas de difícil tratamiento, lo que se ve agravado por el hecho de que el arsenal de antibióticos disponibles para atacar los patógenos es limitado.

Esta situación afecta la exportación de productos marinos de Chile. Sin embargo, es un tema que puede ser visto como una oportunidad para potenciar la búsqueda de soluciones que puedan ser aplicadas a nivel nacional e internacional. En este contexto, un grupo de científicos pertenecientes a la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso se encuentra trabajando en una alternativa que permita evitar el uso de antibióticos en la acuicultura.

“Nuestro objetivo no está centrado en matar los microorganismos patógenos como lo hacen los antibióticos, sino más bien buscamos desarrollar moléculas que eviten la infección bacteriana de los peces en cultivo”, indicó Alejandro Dinamarca, investigador del Departamento de Biotecnología Microbiana de la referida Facultad.

El proyecto “La utilización de aditivos alimentarios funcionales de origen bacteriano como alternativa del uso de antibióticos en acuicultura” ha sido seleccionado para ser financiado por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico, Fondef, con un monto de 395 millones de pesos. Esto en consideración a que mediante el desarrollo de ciencia aplicada busca evitar las pérdidas económicas que se producen en la acuicultura a consecuencia de las infecciones microbianas. A la vez, se busca proteger la salud de la población, evitando la selección y diseminación de bacterias resistentes a los antibióticos.

Mantener la productividad de la acuicultura mediante este tipo de proyectos, puede resultar además en un beneficio social, reflejado en la estabilidad laboral de los trabajadores.

La Universidad de Valparaíso ejecuta este proyecto junto con la Universidad Arturo Prat y la empresa EWOS del rubro de alimentación para salmones, la que aporta la experiencia en el área de acuicultura destinada a alimentos.

“El éxito de este proyecto puede generar una innovación tecnológica de impacto local y de potencial aplicación a nivel europeo y americano”, subrayó Alejandro Dinamarca.

Fuente: Universia.cl