Se asume que el catfish no aprovecha los meses de invierno en los estanques, permanecen letárgicos y desinteresados en la alimentación. Un estudio de dos años realizados en la Universidad de Arkansas esta cambiando esta noción.

 

Como director e investigador del Aquaculture/Fisheries Center de la Universidad, Carole Engle ha trabajado mucho con la economía de la producción de catfish. Engle esta interesada en la alimentación durante el invierno, además de ser una función biológica, y su impacto sobre los productores. Engle y su colegas están tratando de determinar cuan esencial es la alimentación.

Le toma dos años de tiempo a un productor llevar desde alevinos hasta el tamaño comercial al catfish. Debido a esto, “construimos modelos económicos sobre un periodo de dos años,” dijo Engle. “La mayoría detiene la alimentación en octubre y la reinicia en abril. Ahí hay un periodo de cinco meses del cual no conocemos muchos. ¿Están los peces perdiendo peso o no? Si es así, ¿Cuánto?

En los modelos de investigación, algunas respuestas obtenidas de las preguntas planteadas “cambian los resultados de nuestro análisis. De esta forma con un estudio básico queremos obtener números básicos. Se han realizado estudios de alimentación durante el invierno antes, pero ellos han sido complicados, haciendo difícil obtener valores de producción básicos de ellos. Por ejemplo: ¿Cuál es la tasa de supervivencia de los peces mayores durante el invierno? Necesitamos estos números para nuestros modelos económicos.”

Debido a que los inviernos son una variable, “estamos evaluando dos inviernos. En el estudio en cinco estanques se proporciono alimento y en otros cinco no. Alimentamos de acuerdo a las recomendaciones estándar para la alimentación en invierno.

“Lo que encontramos fue inesperado: aun cuando los peces eran alimentados durante el invierno perdieron peso. Las recomendaciones para la alimentación de invierno hicieron que ellos perdieran menos peso que en los estanques en donde no se proporciono alimentos. Pero es fastidioso que aun los peces alimentados pierdan peso.”

Engle decidió analizar mas. No es bueno cuando los productores ponen todo ese dinero y la alimentación de ellos durante la primera estación de cultivo para ver peso (y ganancias) se reducen durante invierno.

Así, el ultimo invierno, “nosotros tratamos de probar si no alimentamos lo suficiente siguiendo las recomendaciones estándar o si no se ha alimentado frecuentemente.”

Los catfish fueron ubicados en tanques de cemento y alimentados con pellets. El alimento fue ubicado en una bandeja de alimentación. Después del estudio y el análisis de los datos “encontramos algo sorprendente, excepto para nuestro administrador de las instalaciones. El nos lo venia diciendo desde hace tiempo. El alimento a los peces constantemente, así que conocía lo que estaba pasando. El estudio probo que el tenía razón.”

Por largo tiempo, el administrador venia diciendo que el catfish comerá aun a temperaturas mas frías de las conocidas. El estudio mostro que el catfish continua comiendo diariamente a temperaturas del agua de 45 oF.

El estándar recomienda que ha temperaturas menores de 55 oF, los productores solo deben alimentar una vez por semana. Esto no es suficiente, dijo Engle.

“Entre 55 y 70 oF, la recomendación estándar es alimentar cada día. Pensamos que esto no es suficiente, el pez necesita alimentarse cinco días a la semana.

“A diferente temperatura, la cantidad que ellos consumen es cercano a lo recomendado. De esta forma, en los días de alimentación, las recomendaciones indican la cantidad correcta de alimento.”

La diferencia proviene del número que el catfish necesita alimentarse.

“Mucha gente piensa, y yo también lo creía, que el catfish se mantenía en el fondo y pasaba todo el invierno. Pero ahora, estoy convencido de que ellos buscan que comer, mas frecuentemente de lo que nosotros esperamos.”

Fuente: Delta Farm Press