PUERTO MONTT.- La organización Oxfam y Fundación Terram advirtieron sobre los peligros que conlleva un mayor número de concesiones acuícolas en el país, lo que a su juicio significará trasladar los problemas sanitarios, ambientales y sociales de una región a otra.

 

Es el tema principal del informe "Concesiones acuícolas en Chile: La situación actual"  que se dio a conocer ayer miércoles, en el salón Chiloé del Hotel Diego de Almagro en Puerto Montt.

"En los últimos 20 años, Chile ha registrado un desarrollo sostenido de la acuicultura, que ha crecido un 825% entre 1990 y 2004. Éste está directamente relacionado con el crecimiento de la industria salmonera, que casi ha triplicado su producción en los últimos años, pasando de producir poco más de 230 mil toneladas a más de 664 mil toneladas", sostienen los ambientalistas.

"Este explosivo crecimiento  y la actual crisis generada por el virus ISA, dan origen a este informe en el que se reflexiona sobre cómo se está manejando la industria y, sobre todo, cómo se está realizando la entregada de zonas de cultivo y qué efectos ha tenido", puntualizan.

En ese sentido, recuerdan que de acuerdo a la legislación chilena, las aguas son bienes nacionales de uso público, es decir, son patrimonio de todos los chilenos, y pueden ser entregadas en concesión a privados para su utilización.

"Para conseguir la concesión, no se requiere Estudio de Impacto Ambiental (EIA), y además, se analiza cada petición por separado y no se evalúa la interacción entre las distintas concesiones o con otras actividades en la misma zona, lo que ha generado un enorme crecimiento de la industrial, pero a un altísimo costo ambiental y laboral", ejemplifican.

"Lo anterior nos llama a estar alertas y a considerar que no se puede expandir la industria hacia las regiones más australes del país, si es que las condiciones ambientales y laborales actuales se mantienen", concluyen.

Puede descargar el documento aquí .

Fuente: Fundación Terram