Trinidad. El Centro de Investigación de Recursos Acuáticos (CIRA), dependiente de la Universidad Autónoma del Beni (UAB), realizó en la víspera la segunda cosecha de pacú criados en pozas ubicadas en predios del campus universitario "Hernán Melgar Justiniano", de esta ciudad, informó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

 

En esta última cosecha se pudo acopiar más de 6.000 kilos de carne de esta especie acuática muy apetecida por la población beniana y boliviana en general como es el pacú, que será puesta a la venta en los días previos a la festividad religiosa de Semana Santa, época en la que la comunidad cristiana evita el consumo de carnes rojas y sólo consume carne de pescado.

De acuerdo a lo manifestado por el director del CIRA, Luís Tórrez, los peces cosechados recientemente tienen un peso promedio de 1.700 gramos, lo que se considera como algo muy positivo en el proceso de cría de pacú en pozas artificiales.

Posteriormente Pedro Villalobos, gerente de la Empresa de Fomento Pesquero que administra la Universidad Autónoma del Beni, dijo que a partir de ahora se hará un tratamiento adecuado a esta carne de pescado que ha sido llevada a las cámaras que tiene esta empresa universitaria.

"Lo que se pretende es evitar la especulación en la comercialización de carne de pescado en los días de Semana Santa, cuando muchas veces el consumidor tiene que pagar más de 30 bolivianos por kilo; por ello estamos haciendo el acopio necesario de este producto para poder ofrecer un producto limpio, peces desviscerados, con tratamiento de inocuidad y sobre todo, con la garantía de poder consumir un pescado fresco y saludable", dijo Villalobos.

Indicó luego que con el fin de tener la suficiente cantidad de carne de esta especie para ofrecer a la población trinitaria y así evitar la especulación en el mercado local, se está haciendo negociaciones con los dirigentes de la Central Indígena de la Región Amazónica (CIRABO) de Riberalta de donde se traerá otras especies comestibles de pescado para ser comercializados en Trinidad.

Lo que se pretende también, es evitar la intermediación y por ello se busca adquirir el producto directamente de los pescadores o de las familias indígenas de la CIRABO que se dedican a la pesca o producción en cautiverio de determinadas especies de pescado.