COQUIMBO.- Creciente importancia pesquera de la jibia será uno de los temas que abordarán científicos de Rusia, Gran Bretaña, Perú, México, Japón, Brasil y Chile.

 

A partir de las 10:00 horas de hoy viernes, en el salón auditorio Shizuo Akaboshi de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte, se realizará la ceremonia de inauguración del 3er Taller Internacional sobre Calamares, actividad que se prolongará hasta el 2 de diciembre y que congregará a expertos de Rusia, Gran Bretaña, Perú, México, Japón, Brasil y Chile.

Esta es la primera vez que el taller, que se desarrollará en conjunto con el 4° Simposio Internacional sobre Calamares del Pacífico, tienen lugar en nuestro país. Anteriormente las jornadas se habían efectuado en Perú (1999 y 2005) y México (2002).

Según explicaron los coordinadores de ambas actividades, los académicos Enzo Acuña y Karin Lohrmann, el propósito de los mismas es presentar la información más reciente en biología, ecología y pesquería de calamares, con especial énfasis en Dosidicus gigas, calamar gigante, conocido en Chile como jibia, especie de interés pesquero en México, Perú y nuestras costas; y debatir acerca de la situación actual de los calamares en otros países alrededor del mundo, viendo las estrategias que pudieran contribuir a apoyar las pesquerías comerciales, lo que será un tema clave para la discusión.

Entre los especialistas que se reunirán en estos días en la UCN se cuenta Nigmatullin Chingis Muhametovich, autoridad mundial en el tema de los calamares, investigador del Atlantic Research Institute of Marine Fisheries and Oceanography (AtlantNIRO), Kaliningrad, Rusia.

Dosidicus gigas es un activo depredador en todos los estados de su ciclo de vida (Ehrhardt et al. 1983), y es conocido en Chile con los nombres de jibia o calamar rojo.

La importancia pesquera de D. gigas en Chile ha sido irrelevante e irregular en los últimos cincuenta años, con un desembarque nacional anual promedio que no supera las 1.123 toneladas netas. A partir del año 2004, sin embargo, esta condición cambió drásticamente, con un desembarque anual por sobre las 416.000 toneladas netas y cuyo destino, debido al gran volumen y falta de mercado para consumo humano directo, ha sido principalmente la reducción (Sernapesca 2004).

Puede descargar el programa aquí .

 

Fuente: Boletín UCN