Por: Carmen Fenoy
ALMERÍA (El Almería).- Según la FAO, la acuicultura es desde hace años un actividad económica en constante crecimiento, capaz de abastecer la incesante demanda de productos procedentes de la pesca extractiva, ante el estancamiento de las capturas mediante pesquerías.

 

Se estima que la pesca sustenta, directa o indirectamente, a unos 200 millones de personas y aporta a unos 2.600 millones de individuos al menos una quinta parte de las proteínas animales que consume.

La acuicultura marina andaluza viene experimentando un crecimiento ordenado en las dos últimas décadas, pero fue a partir de mediados de los noventa cuando se inició un ritmo de crecimiento acelerado, con puntuales procesos de desaceleración que dieron lugar en los años posteriores a picos productivos. Partiendo de las 1.400 toneladas registradas en 1992, la actividad desarrollada en explotaciones de cultivos marinos ha crecido a una tasa media interanual del 15% en tonelaje. En el año 1998 se produjeron 3.630 toneladas de producto fresco, producción que se duplicó en 2006 alcanzando las 7.100 toneladas. Esta producción respecto a las 7.400 toneladas del año 2005 representa un decrecimiento de la producción física del 3,9%, principalmente provocada por el sensible descenso de producción de dorada, aumentando por el contrario la producción de lubina.

En 2007, la producción volvió a incrementarse respecto a años anteriores llegando a alcanzar las 8.000 toneladas de producción, manteniendo la tendencia general ascendente. El 90% de esta producción corresponde al grupo de peces, el 8% al de moluscos y el 2% restante a crustáceos.

Respecto a la provincia de Almería, el valor de la producción acuícola comercializado alcanzó los 10.179.157,65 euros en 2007, un 23,10% del total de Andalucía. En cuanto a la producción de pescado en las granjas marinas almerienses ascendió a las 1.649.554,20 kilogramos, un 20,62% del global andaluz, según los datos del documento Análisis de producción pesquera andaluza 2007, de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

En comparación con el año anterior la producción ha caído y, por ende, la facturación. En 2006, en la provincia se produjeron 738.224 kilogramos de dorada y 1.005.149 kilogramos de lubina, en suma 1.743.373 kilogramos de pescado cultivado; mientras el valor comercializado superó los 12 millones de euros. Sin embargo, el peso del pescado no tiene por qué ir relacionado con las unidades criadas. Hace dos años, Almería encabezaba el ranking andaluz respecto a la facturación de la producción acuícola, en 2007 fue superada por Huelva con más de 13 millones de euros.

El consejero de Presidencia de la Junta, Gaspar Zarrías, explicaba a finales del año pasado en Almería: "El sector de la acuicultura es un sector de futuro ante la carencia de demanda y poca capacidad de ofertar que tienen nuestros mares, fruto de la contaminación y la sobrepesca. El cultivo de peces puede suplir estas deficiencias y distribuir una oferta de pescado que pueda ser consumido por los diferentes sectores".

La provincia es sobradamente conocida como tierra agrícola, así que como productora de pescado no debe quedar atrás, más tras la observación de los datos expuestos.

Fuente: http://www.elalmeria.es