MAZATLÁN.- Con el objetivo de capacitar a 500 pescadores para mejorar las condiciones actuales de manejo del camarón desde su captura, pasando por su manipulación a bordo de las embarcaciones hasta entregarlo finalmente a la planta procesadora, la CONAPESCA llevó a cabo un curso de capacitación.

 

El "Curso de Preparación para los Instructores de los Cursos de Buenas Prácticas de Manejo de Camarón a Bordo de Embarcaciones Ribereñas en el Estado de Sinaloa", fue impartido en Mazatlán.
 
Con los cursos se pretende beneficiar a comunidades como El Helecho, Bacorehuis, Poblado 5, Jitzamuri, El Colorado, Las Grullas, Cerro Cabezón, Lázaro Cárdenas, Topolobampo, El Castillo, Arenitas, Altata, Las Puentes y El Tetuán, todas de Sinaloa.
 
Se busca que redunde en una mayor producción de camarón de primera calidad, resultando una mejora en el ingreso, tanto del patrón como de toda la tripulación; y se pretende también, dar a entender la importancia de  aumentar la calidad del camarón, modificar las prácticas de captura con métodos y artes de pesca que preserven las especies y garantizar la sanidad e inocuidad del producto.
 
La enseñanza del uso del paquete pedagógico audiovisual (PPAV) corrió a cargo de José Luis Alonso Germán, Subdirector de Difusión del INCA Rural. Su tarea consistió en mostrar a los facilitadores los elementos que se utilizan en el PPAV, clases audiovisuales, guía del facilitador, ejercicios de reflexión y la relación interpersonal para aprender el uso del paquete y su método, así como profundizar los elementos de la comunicación para el desarrollo del curso.
 
El paquete pedagógico audiovisual consta de 3 clases:
La clase 1, "Importancia de la Pesca de Camarón en México", consiste en dar a conocer la importancia económica y social de la pesca de camarón, las alternativas para una pesca eficiente y sustentable, lo importante que es la capacitación a los pescadores para comprender la necesidad de conservar este recurso, así como el problema que se tendría si no se garantizara la sanidad e inocuidad del producto, mediante la aplicación de la normatividad para un buen manejo del mismo, para mejorar su situación en el mercado.
 
La clase 2: "Aprovechamiento Sustentable de la Pesquería del Camarón", tiene como finalidad conocer las características físicas del camarón y su relación con su medio ambiente, porque es importante que se comprenda el respetar cada etapa de ciclo de vida y que la captura oportuna depende de que el camarón vaya en aumento y alcance una talla que permita una mejor calidad y precio en el mercado. En este sentido, se deberá explicar al pescador, que las leyes se hicieron para asegurar la sanidad e inocuidad de este producto, y esto a su vez, permita una mejor comercialización al ofrecer seguridad a los consumidores.
 
De esta forma, se les instruye sobre el marco legal y normativo que regula la pesca y el manejo del camarón, que es la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, la cual tiene como objetivo garantizar la conservación, preservación, buen manejo y aprovechamiento de los recursos pesqueros y acuícolas. Además, se dan a conocer las atribuciones de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (CONAPESCA, SENASICA y COFEPRIS, respectivamente) y las normas para el aprovechamiento del camarón.
 
La clase 3: "Prácticas de Sanidad e Inocuidad para un Camarón de Calidad", pretende dar a conocer algunas enfermedades que se transmiten por camarón contaminado debido a la falta de higiene en su manejo que son: Salmonela, Coliformes fecales y Estafilococos aureus, entre otras. Asimismo se dan a conocer las acciones necesarias para conservar en condiciones de sanidad las embarcaciones y equipos de trabajo.
 
Al respecto, es importante dar a conocer a los pescadores que la pesca de camarón requiere adoptar nuevas características productivas, sustentables, de calidad e inocuidad, ya que el desarrollo del comercio mundial ha traído mayores exigencias de las empresas, gobiernos y consumidores.

Fuente: CONAPESCA