(Misiones Online).- La Cooperativa Cainguás Limitada, Aristóbulo del Valles, se apresta a dar el gran salto en la producción piscícola, con el uso de todo el potencial de su frigorífico de peces, terminado meses atrás.

 

La entidad estima que para febrero del año próximo, los productores de la zona podrán aportar una buena cantidad de materia prima, para que la planta trabaje en óptimas condiciones.

Con el proyecto, la cooperativa apunta a otorgarle valor agregado a la producción, permitiendo el fileteado de los peces de la cuenca. La planta en óptimas condiciones puede tener una capacidad de faenamiento de 2.000 kilos por día.

"El proyecto es interesante, pero todavía no tenemos suficiente materia prima para trabajar bien. Necesitamos obtener una mayor producción, pero para eso hace falta el alimento balanceado que conseguiremos con nuestra propia fábrica, que está lista para principios de 2009", explicó el gerente de la Cooperativa, José Garay.

En ese sentido, señaló que una vez que empiecen a explotar toda la capacidad de la planta, también se realizará escabeche.

El plan piscícola no sólo contempla la cría de alevinos de calidad genética en los estanques de la represa Saltito 1, el engorde en los 200 tajamares y el posterior faenamiento en el frigorífico, sino también la comercialización, con la que pretenden abastecer al mercado zonal.

Proyectos para diversificar

La entidad también avanza en la construcción de la primera fábrica de alimentos balanceados para piscicultura y especies de granja.

Junto con el proyecto piscícola se apuesta a apuntalar la diversificación en las chacras en la región.

La mayoría de los colonos de la zona se dedican a las actividades tradicionales como el cultivo de yerba mate, té y tabaco, pero en los últimos años han comenzado a apostar por la cría de peces, como opción para reconvertir sus chacras y obtener mayores ingresos.

Fuente: http://www.misionesonline.net