ELLSWORTH.- El Center for Cooperative Aquaculture Research (CCAR) de la Universidad de Maine y la naciente industria acuícola oceánica obtuvieron subvenciones por casi $3 millones del Maine Technology Asset Fund (MTAF).

 

La mayor parte de la subvención será entregada a la CCAR para la construcción de nuevas instalaciones que serán usadas para la investigación en peces marinos, como el bacalao, probar el equipamiento de la acuicultura oceánica y mantener reproductores de peces marinos grandes como el atún. Una pequeña parte de la subvención ($360 000), será entregada a la Maine Aquaculture Innovation Center (MAIC) para mejorar y modernizar sus instalaciones  de incubación de negocios acuícolas en CCAR.

Por su parte, Ocean Farm Technologies ha desarrollado un sistema de jaulas oceánicas que vienen siendo comercializadas. Como socio de CCAR en la subvención, la empresa planea usar la nueva infraestructura para pruebas de los sistemas de alimentación, manipuleo, clasificación y cosecha para peces como el bacalao del Atlántico.

La instalación nueva ayudará a CCAR a establecer un área dedicada para los reproductores de bacalao. Trabajando en colaboración con los productores comerciales de bacalao permitirá que CCAR participen de un programa de crianza nacional del bacalao.

Maine cuenta con una industria de algas marina de $2 millones, quienes también se beneficiaran de la nueva infraestructura. Se planea construir un semillero de algas que permitirá el cultivo bioseguro de algas como nori, dulse y kelp a través del uso de técnicas avanzadas.

Fuente: Ellsworth Maine