ICA (RPP).- Oficialmente se declaró la veda de algas marinas pardas Macrocystis integrifolia (sargazo, boyador o bolas) Macrocystis pyrifera (sargazo), quedando prohibido el  procesamiento de las citadas algas en el litoral peruano a partir del tercer día de la publicación de la presente  Resolución Ministerial, ocurrida hoy en el diario oficial El Peruano.

 

Según esta norma, se amplía el ámbito geográfico de aplicación de la veda dispuesta para las algas marinas pardas Lessonia nigrescens (aracnato, negra o cabeza) y Lessonia trabeculata (aracanto o palo), a todo el litoral peruano.

Detractores ilegales depredan algas del litoral iqueño, provistos de segadoras y machetes recorren diversas playas para llevarse el sargazo, que es el alimento, hábitat y refugio natural de 170 especies de peces, moluscos, crustáceos e invertebrados.

La extracción de los bosques de praderas de macroalgas, se realiza en las playas ubicadas entre Pisco, Ica, Palpa y Nasca pese a la veda que prohíbe no solo la extracción, el secado y el traslado del producto, sino también el procesamiento de la lessonia nigrescens y la lessonia trabeculata, dos de las principales variedades de algas de Ica y Moquegua.

Las algas son el insumo mas utilizado de la industria alimenticia, farmacéutica, agrícola y pecuaria de china. Hasta allá es embarcado para elaborar preservantes, fitohormonas, bioestimulantes, entre otros productos.


Los pescadores señalan que en el mar iqueño ya no se encuentran cangrejos, erizos, almejas, lenguados, corvinas, chitas y cojinovas.

Nuestro corresponsal en Ica Luis Enrique Gil, quien recorrió una extensa franja costera iqueña, comprobó que una tonelada de algas se vende entre 450 y 650 soles.

Jorge Mansilla, director regional de la producción de Ica adelantó que se realiza el seguimiento y el control de este recurso en coordinación con las autoridades de Lima.

Fuente: http://www.rpp.com.pe