LIMA (Andina).- El Ministerio de la Producción publicó hoy el reglamento del Decreto Legislativo N° 1032 que declara de interés nacional a la actividad acuícola y estableció que las entidades públicas que participan en el funcionamiento de la Ventanilla Unica de Acuicultura (VUA) tendrán un plazo no mayor de 30 días calendario para adecuarse a dicho mecanismo.

 

Según el reglamento, las entidades que participarán en el funcionamiento de la VUA son el Ministerio de la Producción, la Autoridad Nacional del agua (ANA) y el Ministerio de Defensa.


Estas entidades intervendrán en el otorgamiento de derechos para el acceso a los recursos hídricos que requiera la actividad de la acuicultura de mayor escala y el acceso a dicha actividad económica, en sus respectivos ámbitos de competencia.

La autoridad competente para otorgar derechos de uso de áreas acuáticas en el mar, ríos y lagos navegables para el desarrollo de la acuicultura es, a nivel nacional, la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (Dicapi) del Ministerio de Defensa.

Mientras que la ANA será la autoridad competente para otorgar la exclusividad en el uso de aguas, superficiales o subterráneas, con la finalidad de tramitar el otorgamiento de una concesión o autorización para el desarrollo de la actividad de acuicultura, así como para el posterior otorgamiento de la licencia de uso correspondiente.

A su vez, las autoridades competentes para el otorgamiento de concesiones o autorizaciones para el desarrollo de la actividad de acuicultura son el Ministerio de la Producción, respecto a la acuicultura de mayor escala, y el Gobierno Regional correspondiente para la acuicultura de menor escala y de subsistencia.

Pero en caso que no se les haya transferido esa función a los gobiernos regionales entonces la entidad competente será el Ministerio de la Producción.

El uso de agua para actividades de acuicultura, al no ser consuntivo, tiene prioridad frente al uso de agua por otras actividades productivas, y tiene el segundo orden de preferencia después del uso para necesidades primarias de las personas y satisfacción de necesidades poblacionales.

La ANA pondrá a disposición de la VUA o de quien lo requiera, la información que disponga sobre la libre disponibilidad de las aguas, sean superficiales o subterráneas.

Por su parte, el Ministerio de la Producción, a través de sus Direcciones Generales de Seguimiento, Control y Vigilancia, y de Asuntos Ambientales de Pesquería; y la Dicapi desarrollarán un programa de control y vigilancia de las concesiones acuícolas.

Asimismo, la Dirección General de Acuicultura del Ministerio de la Producción efectuará las supervisiones correspondientes, a fin de lograr el desarrollo sostenible de la actividad acuícola y la mayor eficiencia en la utilización de los recursos del Estado, en el cumplimiento de sus respectivas funciones.