Por: José Sierra
VALENCIA (Levante).- El incremento de los controles sobre la comercialización de angulas y anguilas en el territorio de la Unión Europea podría acabar en breve con la distorsión que está generando en los mercados la brutal presión que ejercen los mercados asiáticos sobre la pesca de angula y la competencia en la comercialización de anguilas.

 

Aunque existe una cierta preocupación que alcanza a todos los implicados: pescadores de angula y anguila, comercializadores, granjas de acuicultura e incluso restaurantes, lo cierto es que también subyace la "esperanza" de que la inclusión de esta especie en el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (Cites) permita invertir la situación actual de la especie, que se califica de "insostenible".

La conselleria de Medio Ambiente, Agua y Urbanismo, ha elaborado un plan de gestión de la Anguila que en estos momentos se encuentra en el ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.
José Caballer, presidente de la Cofradía de Pescadores del Palmar, donde se centraliza la mayor parte de las capturas de anguila y angula, admite que fueron consultados "en la fase inicial", aunque hace meses "que nadie nos dice nada, los planes deben de estar a punto de entrar en vigor y no sabemos aún cómo nos va a afectar".

Rodolfo Barrera, director general de Valenciana de Acuicultura, pionera en España en la cría y engorde de anguila y presidente de la Asociación Valenciana de Empresas de Piscicultura, espera que el incremento de los controles sobre el comercio y la captura de anguilas reporte beneficios al sector y "a la especie".

En Catarroja, donde se celebra un concurso anual de allipebre, el portavoz del Bloc, Jesús Monzó, ha pedido al ayuntamiento que se "posicione" en defensa del "all i pebre" y de la comercialización de la anguila, "fuente de ingresos de algunas familias del municipio". Este propuesta se suma a la pregunta parlamentaria lanzada por Iniciativa en Las Corts interesándose por los planes del Consell respecto a la anguila.

Las víctimas
El plan autonómico se ha diseñado para recuperar el número de ejemplares de angula que cada año llega a las costas valencianas al tiempo que se mantiene la actividad comercial tradicional.
Los planes europeos pueden obligar a la adopción de medidas para que al menos un 40% de la teórica cantidad de angula que hasta los años sesenta llegaba a las golas y ríos valencianos pueda regresar al Mar de los Sargazos como anguila adulta para reproducirse.

En la situación actual, en la que se capturan menos de 5.000 kilos de angulas frente a los 120.000 de la década de los sesenta, los pescadores del Palmar temen ser "víctimas" del plan si hay recortes.

José Caballer desvela que Medio Ambiente pretende que entreguen un 30% de sus capturas de angula para favorecer las repoblaciones. Caballer cree que los pescadores aceptaran si existe una compensación económica "razonable". En caso contrario, otras fuentes sugieren que las capturas podrían derivarse hacia el mercado negro.

Medio Ambiente añade que entre los objetivos del plan de gestión se encuentra acabar con el furtivismo, aunque insiste en la necesidad de que sea un "plan de consenso" en el que participan "todas las partes".

La conselleria podría asumir funciones también de "certificación", de modo que el consumidor sepa de dónde procede la anguila que está consumiendo. Este incremento de los controles obligaría a reforzar la "trazabilidad" de la anguila para evitar la entrada de producto procedente de Asia
El gigante asiático

En Valenciana de Acuicultura se producen anualmente 300 toneladas de anguila. Su director, Rodolfo Barrera, espera que la adopción de controles evite la competencia que plantean China y Japón, los principales productores mundiales de anguila. Los orientales han llegado a comprar angula en Francia o en las golas de la Albufera a 1.200 euros el kilo, un precio "insoportable" por cualquier empresa europea. "Después las engordan y compiten con las de aquí sin demasiados controles sanitarios o de calidad y revientan el mercado a la baja", asegura.

Fuente: http://www.levante-emv.com