ICA (El Comercio).- Luego de las denuncias formuladas por los pescadores artesanales y extractores de mariscos del litoral iqueño, que fueron recogidas por este Diario, la Dirección Regional de la Producción de Ica realizará esta semana un recorrido por las principales playas donde fueron depredados extensos bancos de algas.

 

Asimismo, inspeccionará las cuatro plantas que operan en Nasca, según aseguró el director regional de esta dependencia, Jorge Mancilla Salazar.

Ambas inspecciones --aseguró el funcionario-- permitirán evaluar el estado en que quedaron estas playas tras esta ilícita actividad.

"La inspección a las plantas servirá para hacer cumplir la última disposición emitida por el Ministerio, que prohíbe, desde ayer, todo tipo de procesamiento. De comprobar que estas siguen operando, procederemos también a decomisar el producto y sancionar, incluso con el cierre, a estas procesadoras", aseguró Mancilla.

El funcionario dijo que no podía asegurar cuándo realizarán estas inspecciones, debido a que acaban de ser desalojados de las oficinas que habían alquilado tras el sismo del año pasado. "La sede central no solo nos ha reducido el presupuesto de este año en casi un 20%, sino también el número de inspectores", reconoció.

EL DATO
¿Silencio cómplice?
Instituciones como Imarpe, Capitanía de Puertos e incluso la policía mantienen silencio cuando se les consulta sobre las medidas tomadas para hacer respetar la veda de algas.

Fuente: http://www.elcomercio.com.pe