(Hoy).- La primera muestra de ello se dio la semana pasada, cuando el sector preparó una casa abierta de más de cinco horas en el Centro Empresarial de las Cámaras, en Guayaquil. Allí, ante un grupo de representantes del Ministerio de Agricultura, expusieron su situación sobre las medidas aprobadas por el Gobierno en favor del sector. Hablaron de la importancia de fortalecer la actividad acuícola del país con el respaldo gubernamental.

 

Esto es necesario sobre todo ahora que, a criterio de César Monge, de la Cámara Nacional de Acuacultura, se prevé que vengan tiempos difíciles por la disminución del consumo del crustáceo en mercados como los Estados Unidos y Europa, en los que ellos usualmente colocan el 97% de sus exportaciones.

"Consideramos importante una campaña de sensibilización, más una comunicación estrecha con el Gobierno", dijo al señalar que si eso no ocurre, la otra opción es asumir acciones como las que anunció Tailandia, es decir, aplicar una disminución de los niveles de producción camaronera.

"Es una medida extrema, pero sería la única salida si no se obtiene el respaldo del Gobierno", acotó.

Sin embargo, en el sector no hay miedo por la crisis, pues afirma que tienen experiencia de épocas complicadas. Afrontaron la propagación de la mancha blanca que provocó una disminución marcada en las exportaciones y producción. Las pérdidas económicas fueron del 60%.

Asimismo, hicieron frente a la disputa legal por la sanción que recayó sobre ellos por supuesta competencia desleal al vender su crustáceo en los EEUU. El conflicto se elevó a la Organización Mundial del Comercio, y lograron un dictamen a su favor. Y ahora, enfrentar la disminución del consumo externo es otro problema. La baja comenzará a sentirse con más fuerza a fines de año y en el primer trimestre de 2009.

Durante el período comprendido entre enero y septiembre de 2008, las ventas de camarón hacia los EEUU y europa, principalmente, sumaron 222 millones de libras, lo que a su vez representó más de $518 millones

Según aseguró el sector mediante comunicado, en los últimos tres meses se ha sostenido gracias a los buenos resultados registrados durante el primer semestre de 2008.

Uno de los mejores meses para el sector fue mayo: las cifras representaron $76,9 millones, es decir, 34 millones de libras de crustáceo comercializadas en el exterior.

En cuanto a expectativa, se espera que el Gobierno se sensibilice con respecto al pedido de garantías que exige la CFN para otorgar los créditos al sector.

Fuente: http://www.hoy.com.ec