Una investigación del Institute of Food, Health and Human Nutrition de Massey ha descubierto que las capsulas de omega-3 pueden proveer ácidos grasos pero carecen de otros nutrientes ofrecidos por la fuente mas rica en omega-3: el salmón.

 

En los últimos años, la popularidad del omega-3 se ha incrementado, debido a que los beneficios del nutriente, con los productores de alimentos y suplementos buscando agregar promotores de salud en sus productos.

Los investigadores evaluaron si el salmón o las capsulas de aceite de pescado son buenos para incrementar el nivel de ácidos grasos omega-3 en las personas. Omega-3 esta ganando popularidad por sus numerosos y bien documentados beneficios que incluyen la protección contra las enfermedades del corazón, artritis reumatoide y enfermedades a los ojos, además de mejorar el funcionamiento del cerebro y ayuda a combatir los desordenes de la personalidad como la depresión.

Los omega-3 pueden ser obtenidos de diferentes fuentes vegetales como aceites de semillas de lino, nuez, canola y soya, así como de fuentes animales como el pescado, carne y huevos. Sin embargo, de acuerdo con la profesora Welma Stonehouse, la mejor fuente es el aceite de pescado.

Cuando los investigadores compararon a un grupo de voluntarios saludables quienes consumieron una porción de salmón de 120g dos veces por semanas, con otro grupo que tomo capsulas de aceite de salmón que contenían el equivalente de omega-3, se encontró que los participantes tenían los mismos niveles de omega-3 en la sangre, informó la profesora Stonehouse.

“Además encontramos que las personas que consumían salmón fueron capaces de incrementar significativamente sus concentraciones de selenio en la sangre, en comparación con el grupo que tomo capsulas,” destacó Stonehouse.

El selenio es un importante antioxidante en el cuerpo y esta asociado con la reducción de la enfermedad al corazón y el cáncer.

“Debido a que los suelos en Nueva Zelanda son bajos en selenio, el contenido de selenio de nuestros alimentos es bajo, haciendo de Nueva Zelanda uno de los países con menor contenido de selenio en el mundo.”

Mientras que la idea de consumir una píldora para mejorar salud puede parecer simple y rápida que cocinar una pieza de salmón, la Dra. Stonehouse informó que los participantes encuentran mas fácil de digerir a la porción de pescado que las capsulas.

“Los participantes que tomaron las capsulas tuvieron quejas sobre eructos, respiración desagradable, cansancio y nauseas, mientras que los participantes que consumieron salmón, toleraron esto bien,”

Stonehouse destacó que una de las barreras para consumir salmón es que se percibe como un producto caro. Pero reemplazando la carne de res con una porción de 150 g de salmón a la semana podría agregar solo $2.50 a la cuenta. El costo de consumir tabletas de aceite de pescado de buena calidad se encuentra entre $2 y 10 por semana.

“El pescado es la opción recomendada si tu quieres incrementar tu nivel de omega-3,” concluyó Stonehouse.

Fuente: Ausfood News