Por: José Rosales
AREQUIPA (El Comercio).- El Gobierno Regional de Arequipa emitió ayer la ordenanza 067 que declara sorpresivamente "el reinicio de las actividades extractivas y de procesamiento de las algas marinas en sus especies 'Lessonia trabeculata', 'Lessonia nigrescens', 'Macrocystis pyrifera' y 'Macrocystis integrifolia', en el litoral del departamento de Arequipa".

 

Dicha norma deja sin efecto la ordenanza regional 050, publicada el 7 de mayo de este año, mediante la cual se había declarado en emergencia las algas marinas por la explotación irracional de dicho recurso. Asimismo contraviene la resolución ministerial 839 recientemente dada por el Ministerio de la Producción para decretar la veda de las algas marinas pardas 'Macrocystis integrifolia' y 'Macrocystis pyrifera', conocidas comúnmente como sargazo, en todo el litoral peruano.

El gobierno regional arequipeño argumenta para levantar la veda, que duró siete meses, que durante su declaratoria de emergencia se logró el repoblamiento de las algas y fue posible "establecer mecanismos de coordinación y concertación con los extractores y sus organizaciones de base, lo cual ha servido para optimizar de manera directa las acciones de control a partir de la necesidad de proteger y conservar el recurso".

Sin embargo, según diversos especialistas consultados por este Diario, el repoblamiento de los bancos de algas se lograría recién después de dos a tres años de decretada una veda.

La ordenanza 067 señala que estos datos fueron remitidos por la Gerencia Regional de la Producción de Arequipa, pues el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) nunca le remitió al gobierno que preside Juan Manuel Guillén los estudios que debía realizar sobre la situación de las algas.

El Imarpe ha focalizado el monitoreo de la biomasa de algas en un sector de San Juan de Marcona (Nasca) y no en todo el litoral, como demandan los especialistas.

 

PRESIONES EMPRESARIALES
El levantamiento de la veda ha abierto nuevamente las puertas para la extracción irracional del cotizado recurso marino en las playas Atico y Lomas, ubicadas al norte de Arequipa, tal y como viene sucediendo en gran parte del litoral de Ica. En este último departamento se ha confirmado la grave depredación de los importantes bancos de algas que existían en sus costas.

Especialistas en el tema y fuentes vinculadas a las actividades extractivas de recursos marinos señalaron a El Comercio que el levantamiento de la veda en Arequipa se habría dado por presión ejercida por algunas empresas exportadoras de algas, las que este año han comercializado 20 mil toneladas de este recurso.

La venta al exterior de este producto se ha incrementado radicalmente, pues en el 2007 se exportó 10.688 toneladas .

Este Diario quiso conocer la opinión de las autoridades arequipeñas, pero ayer ninguna contestó nuestras llamadas.

 

DEL CONSULTOR
Una ordenanza contradictoria
Por Raúl Ferrero Costa, constitucionalista

Es un error del Gobierno Regional de Arequipa pretender contradecir al Gobierno Nacional en un tema de interés para el Perú, como es la preservación de las algas. La resolución del Ministerio de la Producción es de carácter nacional y todos los gobiernos regionales están obligados a cumplirla. No olvidemos que somos una república unitaria.

Hay algunos gobiernos regionales que no entienden sus funciones y contradicen al Gobierno Central con disposiciones como las que ha dado Arequipa.

Fuente: http://www.elcomercio.com.pe/