VIGO (La Opinión Coruña).- Todas las especies de peces de crianza de mar producidas en España se están viendo afectadas por los impactos de la crisis económica mundial, pero son la dorada y el rodaballo -del que Galicia produce el 94% del total de España-, las que con más intensidad están padeciendo los efectos de la retracción de la demanda.

 

Tal circunstancia se concreta, en el caso del rodaballo, en una caída de precios en primera venta desde del pasado mes de agosto de entre el 30 y el 35% o, lo que es lo mismo, de los 10 u 11 euros que como media alcanzaba esta especie en primera venta, se ha pasado en la actualidad a 6 o 7 euros por kilo.

Así lo señaló ayer a este diario Javier Ojeda, el gerente de la asociación empresarial de productores de cultivos marinos (Apromar), que agrupa a la mayor parte de las empresas del sector acuícola español, en sintonía con los planteamientos expuestos hace unos días en la reunión de la Junta Nacional Asesora de Cultivos Marinos (Jacumar), el órgano del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino constituido por la Secretaría General del Mar y los órganos gestores de la acuicultura en las comunidades autónomas y cuya misión es facilitar la coordinación en materia de acuicultura marina entre la Administración central y las autonomías.

Según Ojeda, el descenso en la demanda de rodaballo no ha sido cuantificada todavía en lo concreto, aunque se explica por el hecho de que "es una especie cuya mayor demanda se produce en la hostelería, que es, precisamente, uno de los sectores donde más se está notando la crisis".

Galicia tiene una producción anual de rodaballo que superó en 2007 las 5,700 toneladas, de las 6.000 producidas en toda España, y la estimación para este año 2008 es superar las 7.500, lo que representaría un incremento de más del 23% con respecto al ejercicio anterior, siempre según los datos de la memoria anual de Apromar.

A tenor del mismo informe, el precio medio de esta especie en primera venta se acercaba el pasado año a los 10 euros, un 8,1% más que en el anterior, en una tendencia al alza que ahora parece haberse frenado por la crisis económica.

Las exportaciones de esta especie tampoco se plantean como solución inmediata, ya que, según el gerente de Apromar, "los principales importadores son los mercados europeos, especialmente Italia y Francia y, la situación económica en Italia es aún peor que en España y, en Francia, tampoco están las cosas muy bien".

Financiación
A esta caída de precios en primera venta por la merma de la demanda se unen, según el responsable de Apromar, "las dificultades añadidas que soporta el sector por las actuales dificultades de financiación y se da la circunstancia de una mayor dependencia del crédito financiero en nuestra actividad que en otras, básicamente por la necesidad de financiar el capital circulante de largos ciclos de producción que superan los 2 años", por lo que augura que muchas empresas "tengan que poner a la venta ejemplares de menos talla y menor precio" .

Ante tal situación, la patronal acuícola demanda acciones de la Administración central, como mejora de la transparencia de los mercados, reducción de determinados costes fiscales o administrativos y coordinación de las normativas entre el Estado y las distintas autonomías.

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es