La Food and Drug Administration (FDA) esta recomendando al gobierno que corrija su recomendación de que las mujeres y niños limiten su consumo de pescado, indicando que los beneficios de los alimentos de origen acuático compensan los riesgos para la salud y que la gente debe consumir mas pescado, aun si este contiene mercurio.

 

Si la Casa Blanca aprueba la posición de la FDA se podría revertir la actual política del gobierno de que ciertos grupos (mujeres en edad reproductiva, mujeres embarazadas, bebes y niños) pueden ser afectados por el mercurio del pescado y por lo tanto deben limitar su consumo.

Las recomendaciones de la FDA han alarmado a los científicos de la Environmental Protection Agency (EPA), quienes a través de un memorando interno criticaron el informe, indicando que es “científicamente defectuoso e inadecuado” y dijo que carece de “del rigor científico demostrado por EPA.”

La FDA envió su informe a la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, como parte de sus esfuerzos para actualizar la recomendación de salud existente. El informe argumenta que los nutrientes en peces, incluido los ácidos grasos omega-3, selenio y otros minerales, podría incrementar el IQ (Coeficiente intelectual) de los niños en tres puntos.

Los mayores beneficios, de acuerdo con el informe de FDA, podrían provenir del consumo de mas de 12 onzas de pescado a la semana, el cual es el límite recomendado para las mujeres embarazadas, mujeres en edad reproductiva y niños.

El portavoz de la FDA, Michael Herndon, declino comentar sobre el informe.  “Debido a que somos una agencia regulatoria que se basa en la ciencia, periodica y rutinariamente revisamos y analizamos evidencia científica de los efectos en la salud de los productos regulados por la FDA” destacó Herndon en un email enviado al Washington Post. “No comentaremos sobre un informe preliminar que esta bajo revisión interna.”

Benjamin H. Grumbles, administrador asistente de EPA, manifestó: “EPA esta trabajando con otras agencias en la revisión científica de este informe para mejorar el conocimiento de los riesgos y beneficios del consumo de pescado.”

FDA y EPA juegan un rol importante en proteger al público de la contaminación con mercurio. EPA investiga y regula el mercurio y otros contaminantes en la captura recreativa de pescado, mientras que la FDA regula el mercurio en los alimentos de origen acuático comercializados en mercados y restaurantes.

En el 2004, las dos agencias se unieron para establecer la recomendación de que las mujeres en edad reproductiva, mujeres embarazadas, bebes y niños no consuman cuatro especies de peces, que se cree contienen altos niveles de mercurio: peces espada, tiburón, blanquillo y caballa. Al mismo tiempo, el gobierno limitó el consumo de otros peces contaminados con mercurio.

El mercurio puede dañar el desarrollo neurológico en los fetos y bebes. Estudios recientes han sugerido que el mercurio también posee riesgo para la salud en adultos, incluido un incremento del riesgo en la enfermedad cardiovascular.

Se supone que las dos agencias trabajan juntas para revisar regularmente las recomendaciones, pero fuentes de EPA dijeron que la FDA presento su propia propuesta a inicios de años, y no consulto a EPA hasta que el documento estuvo casi culminado.

El Environmental Working Group, escribió el día jueves al administrador de EPA, Stephen L. Johnson y lo urgió a manifestarse en contra de las recomendaciones de la FDA.

“Este es un documento asombroso e irresponsable,” dijo Richard Wiles, director ejecutivo del Environmental Working Group.

Pero Gavin Gibbons, portavoz de National Fisheries Institute, aplaudió los esfuerzos de la FDA. “Este es un enfoque en base a la ciencia,” dijo Gibbons.

Fuente: Washington Post