Porto Do Son (El Correo Gallego). La junta general de la cofradía de pescadores San Telmo de Porto do Son, órgano de gobierno máximo de la entidad, se opone frontalmente a la instalación de la piscifactoría de Baroña por el impacto ambiental que causará en el medio marino, según anunció ayer el patrón mayor, Tomás Fajardo Dacosta. El pósito acordó solicitar al equipo de investigación de Biología Marina de la Universidad de A Coruña que prepare las alegaciones a este proyecto para presentar a la Xunta.

 

"Nos oponemos a que se instale la granja marina tras analizar la documentación sobre los impactos ambientales en el medio marino, tanto en la fase de explotación como en la de obra, expuesta en la Dirección Xeral de Recursos Mariños de la Consellería de Pesca", indicó Fajardo. Según explicó el patrón mayor, la instalación dañará los intereses de los socios de la cofradía al afectar a importantes bancos de percebe, erizo, pulpo, nécora, centolla o chopo.

El responsable del pósito sonense se reunió a última hora de la tarde de ayer con sus homólogos de Noia, Portosín y Muros para solicitar su apoyo. Tanto el representante de la primera como el de la segunda, Santiago Cruz Martínez y José Segade Santos (éste en funciones por ausencia del titular), se mostraron partidarios de presentar alegaciones contra la piscifactoría por entender que va a dañar al medio marino y que podría afectar a los bancos marisqueros.

Sólo el responsable de Muros, Daniel Formoso Moledo, considera que la granja marina no será perjudicial para la ría basándose en los estudios realizados por la bióloga de la entidad pesquera, que contrastan con los de su colega de Noia, que, según fuentes de la cofradía, determinó lo contrario. No obstante, la propia empresa-promotora del proyecto, Stolt Sea Farm, reconoció en el proyecto sectorial que la piscifactoría va a contaminar, según hizo público la plataforma de vecinos de Baroña que se opone a esta instalación.

Los afectados se dirigieron a las cofradías de pescadores de la ría para que presenten alegaciones contra esta granja marina, y les recordó que la zona de influencia de la posible contaminación en el mar es la de sus entidades pesqueras.

Fuente: http://www.elcorreogallego.es