VICTORIA (Notimex).- De profesión piloto aviador de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), donde trabajó a lo largo de 46 años, desde hace cuatro años el capitán Roberto Héctor González Saldívar decidió incursionar en la "ranicultura", asociado con uno de sus hijos.

 

"El proyecto principal es lograr la producción de 40 mil ranas al año, desde la reproducción, crianza y engorda de estos animales, que tienen una gran demanda en los mercados internacionales de Estados Unidos, Europa y Asia", explicó.

Dijo que para iniciar con este proyecto, primero se buscó una especie de rana que lograra un mejor desarrollo en corto tiempo y se adaptara a las condiciones climatológicas que prevalecen en Ciudad Victoria.

"Es por eso que nos decidimos a reproducir la especie catesbeiana shaw, mejor conocida como Rana Toro o Rana Mujidora, que se adaptó de manera excelente a los niveles altos de temperatura y humedad que prevalecen este municipio", explicó.

Comentó que debido al poco apoyo otorgado por las autoridades gubernamentales anteriores, será en el año 2009 cuando el proyecto se consolide y logre una importante producción que permita incursionar en los mercados con la venta de esa especie.

"De esta rana se puede aprovechar todo, desde su carne que se concentra en las ancas, la totalidad de su piel, que es usada principalmente para elaborar artesanías o de otros artículos, mientras que los huesos sirven como alimento para peces y pollos", detalló.

Agregó que hasta las vísceras son aprovechadas, ya que actualmente los japoneses están elaborando el mejor paté del mundo, teniendo como base esa parte de las ranas.

Indicó que para lograr la reproducción, crianza y engorda de las ranas se requiere de un período de 90 días de los cuales, 30 son para la reproducción, 30 para el crecimiento y desarrollo, y los últimos 30 días se destinan a la engorda.

El capitán González añadió que cada rana es capaz de producir de seis a 16 mil huevecillos de los cuales, la mayoría son fecundados y logran reproducirse.

"Posteriormente escogemos a los más fuertes para lograr una mejor producción y obtener mejores resultados, por lo que muchos de éstos se desechan y sólo se crían los de mejor tamaño y mas saludables", detalló.

Destacó que tiene confianza en que a partir del próximo año se logre obtener una de las mejores producciones de rana, lo que permitirá conseguir comercializarlas tanto en México como en Estados Unidos.

Indicó que cada rana en edad adulta puede lograr un peso de hasta un kilogramo, pero el promedio es de 600 a 800 gramos.

Sostuvo que para el próximo año se espera contar también con el apoyo de las autoridades gubernamentales, para que este proyecto sea impulsado y se logre desarrollar totalmente y pueda continuar funcionando.

Por último, agregó que la carne de rana contiene muchos nutrientes, por lo que su caldo podría recomendarse para servir como base de alimentación para hospitales del estado, por su gran valor vitamínico.