Por: Manuel Méndez
AROUSA (Faro de Vigo).- La subida de precios ya está aquí. Todo indica que desde hoy mismo puede empezar a detectarse el incremento de las tarifas en las lonjas, lo cual repercutirá en las plazas de abastos, pescaderías y, por supuesto, en el bolsillo del consumidor final.

 

Las especies más cotizadas y codiciadas de la familia de los crustáceos, pero también de los bivalvos y de los peces se verán salpicadas por la llegada de la Navidad, y esto, dependiendo del producto elegido, puede suponer un incremento medio de entre 5 y 15 euros por kilo respecto a la semana anterior.

Los ejemplos son abundantes, y sólo hay que comparar los precios marcados en lonja hasta ahora con los establecidos en la última quincena de diciembre de 2007.

Almeja babosa y fina
La almeja babosa se vendió a lo largo de 2008 a un precio medio de 11,57 euros el kilo, mientras que en las navidades pasadas llegó a los 21 euros. Es más, el precio mínimo en lonja puede reducirse hasta apenas 3 euros a lo largo del año, pero en estas fechas quizás no baje de los 8 ó 10 euros.

Las diferencias también son considerables con la almeja fina, que en el conjunto de Galicia no pasó hasta ahora de los 104 euros por kilo y que, sin embargo, puede superar los 120 a partir de esta semana, como precio máximo. El coste medio fue en lo que va de año de 20 euros por kilo y en las navidades anteriores superó los 31 euros.
Navaja y longueirón

Otro producto apreciado en esta época es la navaja, que en los últimos once meses no llegó a los 13 euros por kilo (precio medio) pero que a finales de 2007 superó los 21 como media y los 33 euros de tarifa máxima en lonja.

Más económico es el longueirón, que de venderse a una media de 11 euros en las lonjas puede marcar 16 en lo que resta de mes.

Camarón: Hasta 170 euros
Además de a los bivalvos hay que prestar especial atención a crustáceos como el camarón común, que en el conjunto de Galicia marcó este año un precio mínimo de 3,30 euros, un máximo de 170 y una media de 31,69 euros por kilo. En la segunda quincena de diciembre de 2007 el camarón se subastó a un mínimo de 8,50, un máximo de 235 euros por kilo y a un precio medio de 50 euros.

El centollo, a 64 euros/kilo
Uno de los productos estrella, teniendo en cuenta que desde la reapertura de campaña apenas se han desarrollado 14 jornadas de subasta efectiva en las lonjas gallegas, y sólo en algunas, es el centollo.

Este año su precio medio fue de 11 euros por kilo y el máximo llegó a 54, pero pueden elevarse hasta los 18 euros de media y los 64 euros como tope, si se atiende a las ventas en lonja de la última quincena de 2007. Y eso dependiendo del tiempo reinante, pues como ocurre con otras muchas especies si la llegada de temporales de viento reduce las capturas no cabe duda de que las tarifas pueden alcanzar niveles casi prohibitivos.

Como ocurrió las pasadas navidades con la cigala, que llegó a marcar un primer "mío" -término que se emplea para definir la primera parada de subasta en lonja y por tanto establecer el precio más alto- de 183 euros por kilo, quedándose el coste medio en 11,25. En lo que va de año el máximo pagado fue de 113 euros y el precio medio llegó a 16,27 euros por kilo, es decir, que la cigala incluso ya está saliendo más cara que en las fiestas anteriores.
Nécora: de 16 a 123 euros

Aquellos que quieran pasar estas fechas dándose un homenaje a base de nécora, que también es una especie de las consideradas importantes, deben saber que hasta ahora se vendió en las lonjas gallegas a una media de 16 euros y a un precio máximo de 99, pero que hace justamente un año llegó a marcar una media de 27 y un tope de 123 euros por kilo.

Y en cuanto al percebe, cuyo nombre es por sí sólo sinónimo de coste añadido, cabe decir que hasta ahora fue adquirido en lonja a una media de 30 euros por kilo, pagándose los mejores a 176. Pero llegada la Navidad, como ocurrió en 2007, la media puede acercarse a los 47 euros y el precio máximo dispararse hasta los 307 euros por kilogramo.

Todo indica que este tipo de subidas se harán notar también en productos como el lenguado, el rodaballo o el besugo, pues ya se sabe que con la llegada del turrón la cesta de la compra sale bastante más cara.

Ni que decir tiene que a los precios que se marquen en lonja estos días habrá que sumar una media de entre 2 y 10 euros más por kilo, dependiendo del producto, cuando éste se compre en plaza de abastos o las pescaderías, toda vez que las pescantinas y vendedores en general deben añadir a las tarifas de las rulas el porcentaje correspondiente al IVA y al pago de otras tasas y gastos.
Así pues, a la espera de ver cómo evolucionan los acontecimientos, sobre todo teniendo en cuenta la coyuntura económica actual, se avecinan días de gastos... de muchos gastos.

Fuente: http://www.farodevigo.es