Ayer lunes la Sociedad Latinoamérica de Acuicultura (SLA) realizó un taller que tuvo como objetivo el de identificar acciones para hacer frente a la crisis mundial.

 

De acuerdo a lo informado por Johnnie Castro, coordinador de la SLA, algunas conclusiones y recomendaciones son:

Eficiencia de producción
* Trabajar con ciclos cortos de producción
* Realizar por lo menos 2 ciclos en 6 meses (Dic a Jun)
* En el primer ciclo, sembrar densidad de 50000 a 70000 y cosechar en 90 días, para tener algo de ingresos.
* En el segundo ciclo, mantener la densidad de siembra y evaluar a los 90 días la demanda del mercado para decidir el tamaño a cosechar.
* Las posteriores siembras estarán supeditadas  a este segundo ciclo
* Mejorar la preparación de las piscinas, para obtener una mayor maduración del agua y proveer del suficiente alimento natural al camarón.
* Aumentar la producción de fitobento
* Combinar el uso de bocashi y balanceados para reducir costos
* Trabajar con transferencias para mejorar el crecimiento y las sobrevivencias
* Mantener un valor mínimo de venta de la larva, para asegurar condiciones mínimas de alimentación y trabajo genético, por parte de los laboratorios.
* Considerar a la compra de larvas como una inversión, que permite asegurar una rentabilidad en base a su resultado.   
 
Mercadeo y crisis mundial
* El camarón no es un producto gourmet, es una alternativa alimenticia.
* Incentivar el desarrollo de asociaciones, fundaciones, corporaciones, etc. camaroneras, que aglutinen a productores, para negociar compras y ventas como grupo y no individualmente.
* Vender sin intermediarios
* Desarrollar nuevos mercados como marca país
* Solicitar a organismos locales la calificación de categorías de cultivo con manejo ambientales sustentables
* Incentivar el consumo local y regional, con apoyo del gobierno
* Fomentar las exportaciones directas de las asociaciones  
* Formar una comisión para analizar este tema y plantear alternativas concretas.

Fuente: SLA