LIMA (Andina).- Las inversiones del sector pesquero se mantendrán el próximo año en 100 millones de dólares, monto similar al invertido en el 2008, destinadas principalmente a la instalación de plantas de congelado y para la compra de embarcaciones, afirmó hoy la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP).

 

“Esa es la cifra preliminar, hay algunas empresas que aún no nos han presentado su plan de inversiones pero creo que se van a mantener pese a la crisis”, manifestó el gerente general de la SNP, Richard Inurritegui.

Comentó que las empresas van a realizar este año un mayor esfuerzo pesquero para incrementar la pesca de especies destinadas al consumo humano directo (CHD), como la caballa y el jurel.

“Ya lo hemos venido haciendo en los últimos años pero consideramos que ahora, que regirán las cuotas para la extracción de anchoveta, requerimos intensificar la pesca aleatoria de caballa y salir también hasta altamar para acceder al jurel”, indicó.

En los dos últimos años la SNP ha impulsado el consumo de pescado en zonas donde se creía que la venta de jurel y caballa no era rentable.

Para ello se instalaron centros de distribución en contenedores en Puno, Andahuaylas y Abancay (Apurímac) y en Pucallpa (Ucayali), donde los resultados han sido favorables.

Inurritegui señaló que las autoridades de Cajamarca también se han interesado en este tema y les han solicitado la posibilidad de instalar un centro piloto en esta región.

De otro lado, dijo que espera que se mantengan las exportaciones a pesar del contexto externo adverso, principalmente en el caso de la harina de pescado cuyo precio se ha estabilizado.
Aunque sí se prevé que la demanda sufra una disminución en el consumo de productos tipo delicatessen o premium, mientras que los consumidores extranjeros reacomoden sus hábitos de consumo.

Entre estos productos se encontrarían los langostinos, conchas de abanico, truchas, conservas especiales y productos con alto valor agregado.

Además, afirmó que a nivel mundial se está experimentando un cambio en las especies usadas en la acuicultura, lo que reestructura las estrategias de cultivo para el uso de harina y aceite de pescado.

Sin embargo, mencionó que el nuevo comportamiento de los mercados también crearía oportunidades para productos masivos de menor costo, con son la venta en bloque de pequeños pelágicos como caballa, jurel y anchoveta, pota congelada y conservas de anchoveta.