(El Progreso).- La Consellería de Pesca regulará las descargas de mejillón para controlar y garantizar la trazabilidad del molusco; es decir, el histórico, ubicación y trayectoria del producto a lo largo de la cadena de suministros, en todo momento.

 

Con esta disposición, la Consellería pretende tener el producto bajo control, desde el momento de la extracción al de la comercialización, de tal modo que se pueda comprobar que se cumplen todas las garantías sanitarias y pesqueras.
 
La orden, publicada este martes en el Diario Oficial de Galicia (DOG), entrará esta misma semana en vigor.

Puertos autorizados
Con arreglo a esta disposición, las descargas del molusco se realizarán desde buques auxiliares de acuicultura, que deberán estar inscritos en el Rexistro de Buques Pesqueiros da Comunidade Autónoma de Galicia.

Además, sólo se podrá realizar en unos determinados puertos autorizados -Lorbé, Muros, Freixo, A Pobra, Cabo de Cruz, Rianxo, Vilaxoán, Vilanova de Arousa, Tragove, A Illa de Arousa, Meloxo, Combarro, Bueu, Aldán, Moaña, Domaio, San Adrián y Baiona-, aunque Pesca informó de que podrán usarse otros "con carácter circunstancial" y previa autorización de la dirección xeral de Estruturas e Mercados.

En el caso del producto amparado por la Denominación de Orixe Protexida 'Mexillón de Galicia' será el Consello Regulador do Mexillón de Galicia quien supervise las descargas.

Control del producto
En las instalaciones portuarias se realizará un registro del producto, así como la transmisión telemática de los datos precisos para el control de la trazabilidad. Para ello, la Consellería dotará de los medios económicos necesarios a la entidad que designe como responsable para la emisión de los documentos.

Desde Pesca justifican esta nueva norma debido al elevado número de bateas que hay en la comunidad gallega y también de puertos en los que se puede desembarcar el molusco, hechos que dificultan el control de las descargas.

Además aluden a la necesidad de cumplir el reglamento europeo en materia de higiene de los alimentos de origen animal y en particular en lo relacionado con el camino que recorren antes de llegar al mercado. De esta forma, la Consellería asegura que la normativa que regula el control del transporte de moluscos vivos también se cumplirá.

Fuente: http://elprogreso.galiciae.com