MANOA.- El cultivo de peces en el océano es una amenaza para los peces silvestre, según un ensayo de Conservation Biology.

 

Usando física básica, el Profesor Neil Frazer del Departamento de Geología y Geofísica del University of Hawaii at Manoa (UHM) explicó como las piscigranjas generan que los peces silvestres cercanos declines. El fundamento del estudio es que la alta densidad de los peces promueve la infección, y la infección disminuye la salud de los peces.

Para los peces silvestres, con menor salud debido a la dificultad de encontrar alimento y escapar de los predadores, esto va a generar altas tasas de mortalidad. Los peces de cultivo no solo son alimentados, ellos están protegidos de los predadores, de esta forma los peces infectados de las granjas pueden vivir diseminando los patógenos en el agua. Los mayores niveles de patógenos en el agua generan que las tasas de mortalidad de los peces silvestres se incrementen.

Este paradigma explica las disminuciones, recientemente informadas, de los peces silvestres en áreas con jaulas de peces.

“Los piojos de mar son el ejemplo mas importante de transferencia de enfermedad en los cultivos oceánicos,” destaca Frazer. “Los piojos de mar atacan a los peces marinos, se comen la piel y algunas veces el tejido profundo. La piel es importante para los peces debido a que ellos la necesitan para mantener sus tejidos con menos concentración de sal que el océano. Además, cuando el piojo pincha la piel ellos crean un punto de entrada para otras infecciones. De esta forma los peces silvestres que se debilitan por el piojo tienen mas dificulta de encontrar alimento y escapa de los predadores.”

Un piojo hembra puede producir miles de larvas durante su vida. Las larvas quedan a la deriva en el océano y muy pocas pueden fijarse en algún pez. En el ambiente de una piscigranja, la oportunidad de la larva para encontrar un pez se incrementa, de esta forma mas larvas sobreviven y se convierten en piojos de mar, y aquellos piojos ponen mas larvas en el agua. Con mas larvas en el agua, mas peces silvestres se infectan y mueren.

Un numero grande de piojos es una situación extrema para el salmón debido a que los juveniles deben transitar las áreas costeras donde las granjas de salmón están localizadas. Los juveniles de salmón pink y chum (especies del Pacifico) sufren debido a que ellos deben permanecer una gran parte de su vida en las aguas costeras, y son tan pequeños para entrar al océano que una infección de uno o dos piojos puede ser fatal.

Los cálculos en el informe muestran que si los niveles de piojos en las piscigranjas son controladas por medicamentos, los peces silvestres locales disminuyen. También hay un nivel critico de peces de cultivo. Si un sistema de jaulas es sembrado por encima de su nivel critico, los peces silvestres locales desaparecen.

Contacto: Neil Frazer, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., (808) 956-3724Geophysics, SOEST
http://www.soest.hawaii.edu/
Fuente: University of Hawaii at Manoa