BUTTERWORTH.- Se espera que mas de 60 000 trabajadores en la industria de alimentos de origen acuático enfrente tiempos difíciles en los próximos dos meses debido a que el Gobierno fracaso en su intento de levantar la prohibición de la Unión Europea (UE).

 

La prohibición impuesta fue implementada en junio cuando la Autoridad de Salud de la UE encontró condiciones insatisfactorias en las granjas de acuicultura, instalaciones de procesamiento, embarcaciones pesqueras y zonas de captura.

Arriesgando una prohibición total de la UE, el Gobierno solicito una nueva inspección sobre la industria de alimentos de origen acuático, la misma que probablemente se realice en marzo próximo.

El presidente de la Malaysian Frozen Food Processors Association (MFFPA), Chng Chin Hooi, dijo que muchas empresas no llegaran hasta el próximo Año Nuevo chino si el Gobierno no toma acciones para rectificar la situación.

“La segunda industria de exportación de alimentos de Malasia esta al borde del colapso. Los exportadores de alimentos de origen acuático han informado un estimado de US$ 434 millones en perdidas,” informó Chng.

Actualmente 43 empresa en el país exportan alimentos de origen acuático congelados a los países de UE.

Chng destacó que los exportadores de alimentos de origen acuático vienen luchando para mantenerse a flote y empiezan a reducir trabajadores e implementar una reducción de horas de trabajo.

Chng solicito al Ministerio de Financia la liberación de un paquete de rescate financiero de US$ 142 millones. “El paquete de rescate debe ser en la forma de créditos blandos con una tasa de interés que no exceda el 2%.”

Fuente: The Star