Ushuaia (El Sureño). El Gobierno decretó la finalización de la etapa experimental de los proyectos de acuicultura marina establecidos en el Canal Beagle y procedió a reglamentar la ley mediante la cual se otorgan permisos para desarrollar esa actividad a mayor escala.

 

La etapa experimental se desplegó por el término de cinco años y permitió a los productores tener una idea real del marco global de la actividad acuícola marina, sus costos y los factores que intervienen en ella.

En base a estos fundamentos, a principio de este mes, el gobernador Hugo Cóccaro dictó el decreto 670/07, el cual deroga la normativa 2159/00 mediante la cual se puso en marcha la etapa experimental del proyecto acuícola en las costas de Ushuaia.

El mismo decreto obliga que «toda otra actividad que acompañe a la acuicultura, como ser turismo, pesca artesanal e industrial deberá prever el mantenimiento de la calidad del agua y del ambiente en general donde se desarrollen los emprendimientos acuícolas».

En relación a esto, se subraya en la nueva norma que resulta imprescindible regular en forma adecuada esta actividad en virtud de los cambios que se producirán en el corto y largo plazo.

En el decreto 670/07 también se procede a reglamentar el artículo segundo de la ley 537, modificatoria del artículo 32 de la ley provincial de pesca (244), la que está vigente desde enero de 2002.

La ley indica que los permisos y/o concesiones de acuicultura en espejos de agua podrán otorgarse mediante las siguientes modalidades:
-Permisos por un plazo de hasta cinco años y hasta una superficie máxima de cuatro hectáreas por permisionario.
-Concesión por adjudicación mediante licitación pública de superficies mayores de cuatro hectáreas o por plazos mayores a los cinco años.

670/07 Es el número de decreto que selló la etapa experimental de los proyectos acuícolas.

Fuente. http://www.surenio.com.ar