Por: Dan Moreno
MAZATLÁN (El Debate).- El gremio acuícola mostró sus inconformidades e indicó que este fin de semana se reunirá en Escuinapa con autoridades y diputados.

 

Horacio Torruco Torreci-llas, director del Comité Estatal de Sanidad Acuícola de Sinaloa (Cesasin) en la zona sur, dijo que el sábado se realizará una reunión con distintas autoridades para debatir y acordar las acciones a seguir e iniciar las gestiones para contrarrestar el gravamen.

El directivo comenta que el impuesto predial rústico (IPR) es inconstitucional, y recalca que Sinaloa es la única entidad de México donde se recauda referido cobro.

Aseveró que el impuesto fue instalado porque se tenía la creencia que la acuicultura era una mina de oro y que sería redituable al erario estatal, pero el IPR afecta tanto a acuicultores del sector privado como del social.

Castiga la productividad. En entrevista previa, Gerar-do Alvarado Granados, gerente de la Asociación Nacional de Productores de Larvas (Anplac), indica que el impuesto es un freno a la productividad.

"Suena un tanto ilógico que por ser productivos pongan dicho impuesto, en vez de apoyar a la industria la están castigando. Este tipo de políticas no fortalecen al gremio", dice Alvarado Granados.

Coincide con el representante del Cesasin que Sina-loa es la única entidad que aplica este cobro a los acuicultores, por lo que muchos se han amparado frente a este gravamen al repercutir directamente en las utilidades de las granjas acuícolas.

Acuicultores inconformes. Si bien dentro de los lineamientos base del gravamen está estipulado que lo que se recaude debe de ser invertido en infraestructura pública en el medio rural del lugar donde se genere, acuicultores y expertos en materia acuícola lamentan que la repartición de lo acumulado pase por muchas manos y al final no se aplique correctamente en la periferia rural.

Bajo ingreso al municipio. Angélica Ayón Valdez, directora municipal de Ingresos, indica que en Mazatlán la recaudación por el impuesto predial rústico (IPR) es muy baja.

"De gravamen no se mueve casi nada, es una cantidad baja la que se recauda aquí en ingresos", declara.

Según datos oficiales proporcionados por el municipio, en este año la cifra asciende a 227 mil pesos, lo que significa una reducción de 48.2 por ciento (243 mil pesos) en relación con 2007, donde se recaudaron 470 mil.

La directiva hace énfasis en el menor tamaño del IPR comparándolo con el impuesto predial urbano (IPU), que hasta la fecha lleva una recaudación de 109 millones de pesos.

Razones de escasez. Según la directora de Ingresos, el IPR no es de gran recaudación en Mazatlán porque el puerto no ha destacado en productividad relacionada con el sector primario.

"No tenemos mucha producción, ni siembra, ni ganado, estamos más dedicados a la pesca a diferencia de lugares como Guasave, Ahome o Culiacán, donde se cobra muchísimo", concluye.

Fuente: http://www.debate.com.mx/