Por: Javier Ascue / Carlos Zanabria
LIMA (El Comercio).- La tercera vicepresidenta del Congreso, Fabiola Morales Castillo (UN), presentó ayer una moción de orden del día para solicitar la presencia ante el Parlamento de la ministra de la Producción, Elena Aída Conterno Martinelli, para que explique sobre la explotación indiscriminada de algas marinas en el litoral peruano.

 

En la moción también solicita que la Comisión Permanente del Congreso, en uso de sus funciones de control político, cite al presidente del Gobierno Regional de Arequipa, Juan Manuel Guillén Benavides.

El objetivo principal de ambas citaciones planteadas por Castillo es investigar los hechos ocurridos en las últimas semanas, especialmente en torno a la autorización para reanudar las actividades extractivas y procesamiento del recurso hidrobiológico, luego de que el Ministerio de la Producción había dispuesto la veda en las islas y caletas cercanas, el pasado 5 de diciembre.
En el considerando de la moción, Fabiola Morales subraya que esta situación estaría generando la extracción de especies de flora y fauna acuática en épocas, cantidades, talla y zonas que son prohibidas "lo que constituye un delito penal, además un atentado flagrante contra el ecosistema marino".

El pedido fue presentado ayer y se esperaba que sea puesto en agenda por la comisión permanente.

MANTIENEN ORDENANZA
Aunque Fernando Bossio, presidente del Consejo Regional de Arequipa, reconoció que cometió un error al proponer levantar la veda de las algas en el litoral arequipeño, ayer se decidió mantener la ordenanza 067, pero se dispuso añadirle algunos requisitos que pongan límites a la extracción.

En la sesión del consejo regional del Gobierno Regional de Arequipa se aprobó el acuerdo número 132-2008-GRA/CR-Arequipa mediante el cual se suspenden nuevos permisos, licencias, renovaciones o cualquier modalidad o tipo de autorización para el procesamiento de algas marinas, mientras se encuentre vigente la veda nacional aprobada.

En el segundo punto del acuerdo se solicita al ministro de Agricultura que, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), se suspenda el procedimiento de certificación fitosanitaria de exportación, y en consecuencia, este certificado no sea otorgado a las empresas procesadoras de algas marinas durante la veda. Solicitan también a Aduanas que restrinja la exportación de este recurso procesado.

Fernando Bossio explicó que otro de los acuerdos es disponer que la Gerencia Regional de la Producción inicie los procesos de investigación y de sanción administrativa en contra de las empresas procesadoras de algas marinas que hayan superado o excedido los volúmenes máximos de procesamiento permitidos en sus autorizaciones y contra las que hayan incumplido las prohibiciones establecidas en las vedas.

Solicitan, además, la intervención del Ministerio Público para que en ejercicio de sus funciones y en el más breve plazo, abra las investigaciones respectivas, y de ser el caso, formalice las denuncias penales a que hubiera lugar.

Disponen solicitar al Gobierno que el Ministerio de la Producción, el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) y el Gobierno Regional de Arequipa institucionalicen una instancia de coordinación y concertación para la formulación, aprobación, ejecución y control de políticas sectoriales en materia pesquera.

En Matarani los pescadores ya sabían que esto ocurriría. Ellos esperan que, igual que ocurrió cuando la veda estuvo vigente, las empresas procesadoras incrementen el precio del producto. Afirman que se arriesgarán para seguir llevando dinero a sus hogares.

PARA RECORDAR
-El último 16 de noviembre este Diario denunció la depredación de algas marinas en las costas del departamento de Ica.

-En aquel informe se daba cuenta de la presencia de verdaderos clanes que hacían caso omiso a la veda impuesta por las autoridades del Ministerio de la Producción.

-El 7 de diciembre este Diario volvió a denunciar esta depredación, pues las autoridades simplemente se hacían de la vista gorda.

-El informe periodístico recogía las opiniones de biólogos que denunciaban que la depredación de algas ponía en riesgo la producción de oxígeno.

-A pesar de todas las evidencias, el consejo regional de Arequipa emitió la ordenanza 067, que levanta una veda regional, pero que sirve a los depredadores para continuar con su delincuencial labor.

-Las principales compradoras de las algas son empresas de capitales chinas y chilenas.

Fuente: http://www.elcomercio.com.pe