LIMA (El Comercio).- La crisis financiera internacional está llevando a los principales grupos pesqueros a reconsiderar parte de las inversiones proyectadas para el 2009.

 

En el caso de los Brescia, Humberto Speziani, asesor de alta dirección de Tecnológica de Alimentos (Tasa) dice que los accionistas piensan tomar "las cosas con calma" el próximo año. "Fuera de las inversiones en mantenimiento, solo realizaremos un desembolso de US$25 millones en la reubicación de una planta harinera que tenemos en Chimbote (antes propiedad de Sipesa), pues nos ayudará a ganar eficiencia", agrega.

Este es un proyecto clave para los Brescia, pues la nueva unidad, que será construida en un terreno de 70.000 m2, le permitirá producir una harina de mejor calidad y obtener así una mayor rentabilidad en el negocio. Los demás proyectos, como la compra de embarcaciones de gran arrastre y una mayor apuesta por consumo humano directo, deberán esperar un poco más.

En el caso de Pesquera Diamante y su nuevo socio Enfoca Safi, también habrían decidido dejar en 'stand by', al menos por ahora, las inversiones por US$80 millones que tenían previsto desembolsar en un agresivo plan de expansión que incluía la construcción de nuevas unidades de congelado el 2009. En tanto, Austral Group sigue evaluando la incorporación de un nuevo socio para impulsar el negocio atunero, proceso en el que se vocea al grupo brasileño Bertini.

Pero todo indica que además de la reevaluación de inversiones, existen dos hechos que podrían marcar el derrotero en el sector para el 2009. El primero es la posible venta de un grande del sector, que vendría presentando algunos problemas financieros; el segundo sería el avance, aunque muchos lo consideran aun un tanto tímido, del grupo Romero, que busca ampliar su participación en el negocio y que ya viene negociando la compra de una nueva harinera.

Fuente: http://www.elcomercio.com.pe