Por: Rafael H. Guadarrama
(Once Noticias).- Científicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, en La Paz, Baja California Sur, idearon un concepto que busca hacer de la acuacultura, una actividad sustentable.

 

Se trata de un sistema que a diferencia de los tradicionales, no requiere de cambio de agua y reduce el empleo de energía eléctrica.

Humberto Villarreal Colmenares, coordinador del Programa Acuacultura del CIBNOR, dijo: “lo que nosotros hemos hecho es reducir en 50% la necesidad de energía, mientras hemos incrementado en dos veces la producción”.

El trabajo se desarrolla con producción de langostas de agua dulce. Sus ahorros son posibles gracias a su sistema de respiradores que mantienen el agua burbujeante y oxigenada, lo que reduce la necesidad de limpiarla. Además, parte del líquido se canaliza a un ducto que riega una plantación hidropónica, localizada a un costado de la granja acuícola.

Una vez que culmina el ciclo de riego en el vivero, el agua se filtra y está lista para reutilizarse en los estanques.

Jesús Aguilar, técnico en Acuacultura del CIBNOR, expresó: “para aprovechar más el agua, que también se puede aprovechar en cultivos agrícolas, se hace una recirculación que se manda el agua a los cultivos agrícolas y se regresa, son cultivos hidropónicos”.

Sus desarrolladores destacan que este sistema permitirá colocar granjas acuícolas incluso en las ciudades.

“Si nosotros tenemos un centro de demanda, una ciudad o incluso un centro comercial, podemos localizar un invernadero de producción acuícola y agrícola, y estar ofreciendo el producto muy fresco”, manifestó Humberto Villarreal Colmenares.

La innovación puede tener un papel relevante para alcanzar los objetivos del Plan Nacional de Pesca que plantea duplicar la producción de alimentos marinos para el año 2030.

Fuente: http://oncetv-ipn.net/