(Agroinformación).- La Jornada internacional sobre “Producción y uso de microalgas con fines energéticos”, celebrada en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio el pasado día 11 ha respondido al interés de más de 300 asistentes con un debate riguroso sobre la situación actual y las perspectivas de futuro de este sector, en el que han intervenido investigadores, tecnólogos, empresarios y administraciones.

 

A modo de conclusión se puede decir que la Jornada ha supuesto un provechoso encuentro para todos aquellos que, de una forma u otra, están interesados en el desarrollo de estas nuevas aplicaciones por su enorme impacto potencial. Ese interés, que para España es especialmente relevante por sus características geográficas y climáticas, debe ser mantenido mediante un esfuerzo continuado en el ámbito de la I+D, un campo en el que la Jornada ha demostrado que nuestro país aspira a un papel de liderazgo desde bases sólidas, algo imprescindible para que las iniciativas empresariales puedan alcanzar la fase comercial.

La Jornada fue inaugurada por el Secretario General de Energía, Pedro Marín, quien resaltó el buen momento que atraviesan las energías renovables en España, claves en el objetivo de aumentar la autonomía y seguridad energética de nuestro país contribuyendo a la vez a la reducción del déficit comercial. Y con esa misma inquietud por aprovechar las oportunidades que plantean estas fuentes de energía se observa desde la Administración el desarrollo de los avances en el campo de las microalgas, cuyo potencial para España se presume inmenso.

En la descripción de los esfuerzos del Gobierno por promover las energías renovables, el Secretario General de Energía recordó el papel central del Plan de Energías Renovables 2005-2010, donde se recogen los objetivos de cubrir con aquellas al menos un 12% del consumo de energía en el año 2010 y de que los biocarburantes alcancen una cuota de mercado en el sector del transporte del 5,75%. Más allá del Plan, la futura Ley de Eficiencia Energética y Energías Renovables consolidará la importancia de éstas al otorgarles un carácter prioritario y estratégico.

En un horizonte temporal más amplio, Pedro Marín recordó la importancia del debate que tiene lugar en Europa acerca de la propuesta de directiva de energías renovables, que en su redacción actual supone para nuestro país asumir el objetivo de que aquellas cubran el 20% del consumo de energía final en el año 2020. Para alcanzarlo, un instrumento fundamental será el futuro Plan de Energías Renovables 2011-2020 que, incorporando el conocimiento adquirido en la reciente elaboración de los trabajos de Prospectiva energética con horizonte en 2030, profundizará en el desarrollo de áreas maduras incorporando otras nuevas como las microalgas con el objetivo de ostentar posiciones de liderazgo en el año 2020.

Tras la inauguración, Jaume Margarit, Director de Energías Renovables del IDAE, moderó una primera sesión introductoria donde Alfredo Aguilar, Jefe de Unidad de Biotecnologías en la Comisión Europea, expuso los mecanismos de apoyo que desde la Unión Europea se ofrecen para la investigación en un área como la de las microalgas, y Yusuf Chisti, profesor de la Universidad de Massey, se ocupó de hacer un recorrido pedagógico sobre los aspectos más relevantes que afectan al cultivo industrial de microalgas y la descripción de los proyectos más significativos que se están desarrollando ahora mismo en el mundo.

La segunda sesión se centró en aspectos técnicos relevantes en las áreas de investigación con microalgas. Miguel García, de la Universidad de Sevilla, y Emilio Molina, de la Universidad de Almería, abordaron aspectos como la optimización de las condiciones que definen el entorno de cultivo o la ingeniería de los sistemas empleados para éste, y reflexionaron sobre la definición de un objetivo de desarrollo del sector a medio plazo y la necesidad de profundizar en los esfuerzos en el ámbito de la I+D. Fue una sesión muy técnica, que dio paso a otra, la última de la mañana, donde la protagonista fue la perspectiva empresarial. Enrique Espí, de Repsol-YPF, Miguel de la Parra, de Acciona Energía, y Rafael Naranjo, de Aurantia, hablaron sobre los proyectos que sus empresas están desarrollando o promoviendo en el campo de la producción de microalgas con fines energéticos.

La Jornada se completó durante la tarde con otras dos sesiones. En la primera Bryan Willson (Solix), Peter Van Den Dorpel (Algaelink), Otto Pulz (IGV) y Francisco Acién (Universidad de Almería) expusieron aspectos tecnológicos y económicos concretos de los desarrollos en los que están involucrados, siendo común la reflexión sobre los altos costes actuales del proceso de producción de la biomasa de microalgas y la necesidad de seguir trabajando para reducir esos costes en el corto plazo. La segunda sesión de la tarde, que cerró la Jornada, se dedicó a los instrumentos para la financiación de proyectos, tanto desde el sector público, aspecto éste abordado por la representante del Ministerio de Ciencia e Innovación María Luisa Castaño, como desde el sector privado, cuya visión ofreció el Director Científico de Najeti Capital, Ignacio Manzanares.

Fuente: http://www.agroinformacion.com