(El Universo).- Antes de los noventa, en la costa continental ecuatoriana ya se extraía pepino de mar debido a la alta demanda del mercado asiático y, a raíz de practicarlo  sin control,  la especie se agregó a la lista de los recursos en vías de desaparición o a su único sitio de pesquería  en las islas Galápagos.

Daniela Hill, funcionaria de la Subsecretaría de Acuacultura, citó mientras le acompañamos a una labor de monitoreo,  2,5 millas de la playa de Ayangue –islote El Pelao–, que hasta 1992 se prohibió en el país la captura, extracción, transporte y comercialización interna y externa de holotúridos (pepino) en el Archipiélago, para tratar de mitigar la sobreexplotación. Igual hicieron muchos países –en su mayoría asiáticos-y especificó que en la mira de algunos productores acuícolas locales se busca la producción en cautiverio de especies comestibles de holotúridos, algo nuevo e innovador del mercado mundial.

En Latinoamérica, solo una empresa privada dijo haber reproducido en cautiverio el pepino de mar Isostichopus fuscus, mas no hay reporte de cosechas exitosas, lo que hace pensar como alternativa criar los juveniles en cautiverio para luego sembrarlos en su hábitat natural, en función de complemento del ciclo biológico y obtener una producción a mediana o a gran escala dirigida a planes ambientales (repoblación y recuperación de sitios) o de exportación.

“Debido a que estos organismos son de fácil captura y sigue la inmensa demanda del bêche de mer, las poblaciones no tienen una pronta y natural reproducción. Desaparecen los reproductores y los pepinos no extraídos quedan cada vez más dispersos, lo cual  baja el porcentaje de fertilización, al expulsar las hembras sus gametos y no encontrar machos cerca”, explicó la especialista.

Las pesquerías y densidades de pepinos en Galápagos son de conocimiento público, mas no en la costa continental, y por eso la Subsecretaría de Acuacultura y el Instituto Nacional de Pesca efectúan monitoreos submareales en Santa Elena, Guayas y Manabí, para obtener los datos de base para un plan de recuperación total.

Prioridad
Es básico el levantamiento bioecológico de peces e invertebrados en la costa ecuatoriana, con miras al desarrollo ecoturístico y acuícola sustentable, y al de biomedicina para los ecuatorianos, opina Maritza Cárdenas, de la firma especializada Bioelite S.A.

La primera fase de un proyecto para reproducirlos en cautiverio comienza.

Fuente: http://www.eluniverso.com