Aproximadamente 20 000 juveniles de bacalao han sido trasladado en los últimos días desde las instalaciones en tierra a jaulas marinas, por parte de los científicos marinos en NUI Galway.

El proyecto “Eircod”, liderado por el Martin Ryan Institute, ha reproducido a una línea de bacalao irlandés y tiene como objetivo criar los juveniles hasta que alcancen la talla comercial.

El objetivo a largo plazo es abastecer la demanda continua de especies de aguas frías.

El bacalao se encuentra bajo la presión de una pesca excesiva en Europa, con cuotas reduciéndose cada año y la evidencia anecdótica es que el cambio climático ha empujado a las poblaciones hacia el norte.

El bacalao viene siendo cultivado con éxito en Noruega, Islandia y Canadá. Pero esta es la primera vez que una línea nativa del pez viene siendo reproducido y liberado en Irlanda, según el Dr. Richard Fitzgerald, investigador principal del proyecto.

Los peces se encuentran ahora en las jaulas de la granja Trosc Teo en Connemara, los mismos que han sido obtenidos de huevos recolectados del mar Celta. Los huevos fueron incubados en las instalaciones del Martin Ryan Institute en Carna, Co Galway.

Los científicos indican que el parentesco de los peces es conocido y que la performance del crecimiento de los diferentes grupos será monitoreada hasta que los peces alcancen la talla comercial. Los peces que tengan la mejor performance serán seleccionados para se usados en futuras actividades de reproducción.

La University College Cork, Bord Iascaigh Mhara y Irish Seafood Producers´Group son socios en el proyecto.

Fuente: Irish Times