Lima. El Grupo Camposol, de la mano de su subsidiaria Marinasol, ha desembolsado US$6 millones para iniciar una operación de crianza de langostinos en Tumbes, en la que se estima una producción de unas 1.000 toneladas para su primer año de vida.

 

Asimismo el Grupo Camposol, decidió incursionar en el negocio de pescado para consumo humano directo, proyecto para el que tiene previsto invertir US$20 millones en una primera etapa.

El complejo donde se procesarán el atún y la anchoveta (ubicado en la Bahía de Paita) incluirá una planta de congelado para atún, pota, langostino y perico (de 300 toneladas por día).

Con la diversificación de sus productos, Camposol (líder en la exportación de espárragos) busca responder a las exigencias de sus clientes en EE.UU. y España, que han empezado a demandar conservas de pescado y congelado. La idea es aprovechar además que Camposol es dueña de la mitad de la empresa distribuidora de conservas más grande del país ibérico (Terramar), por lo que cuenta con una ventaja estratégica en la distribución de productos alimenticios hacia las cadenas de supermercados en Europa.
Cabe mencionar que el ingreso a la pesca no compromete el capital de Camposol, debido a que estos proyectos se desarrollarán con capital fresco.

También constituyen Camposol el grupo español de Juan Jesús Gonzales y otros grupos americanos como el de Steve Bernard.