(Milenio).- En Tamaulipas operan cerca de 53 granjas acuícolas que producen especies como: bagre, camarón, tilapia y langostino y se pretende en un futuro generar la maricultura (producción de especies de agua salada).

En la zona sur son 18 UPAS (Unidades de Producción Acuícola) ubicadas en la zona de Aldama y Altamira, mismas que fueron contabilizadas a través de un censo elaborado por el Instituto de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Tamaulipas que elabora a petición de la Conapesca.
El Biólogo Jorge Reynoso Martínez, responsable de Proyectos comentó que el Ordenamiento Acuícola de Tamaulipas se inicio en diciembre cuya fase de campo ha sido concluido, con la finalidad de constatar las principales unidades de producción del estado( UPAS).

“Nosotros tenemos una lista que nos dio Conapesca de lo que tienen establecidas como grajas acuícolas en base fotografías de satélite, esas bases son el principal objetivo que tenemos, de saber porque no están dadas de alta, ya que se requiere información con respecto al |número de especies que manejan, montos totales de producción y en caso de que sea en jaulas u áreas semiconfinadas, el manejo que se le da a la especie y todo lo que representa como tal para explotarla”.

Además, el estudio, verá la viabilidad que existe en Tamaulipas de este sistema de cultivo, dado que cuenta con un ecosistema apropiado, “daremos sitios alternos en los cuales actualmente no este sobreexplotado el sector, pero sobre todo que cuenten con las características ideales para que se establezcan en ese sitio, tales como cercanía a cuerpos de agua, a carreteras y tipos de atributos ambientales que puedan desarrollarse satisfactoriamente”.

Con ello, la Comisión Nacional de Agua y Acuacultura pretende impulsar al sector y establecer unas unidades que actualmente no están censadas, “es una análisis de atributos ambientales que permitirán impulsar esta actividad en Tamaulipas.

Reveló que todavía faltan Reynosa, San Fernando y Llera por contabilizar, también ellos como instituto propondrán sitios alternos en los que dado sus atributos ambientales son factibles para que se desarrollen. “Y es que todavía hay municipios que no han sido explotados debidamente y que bien podrían ser una alternativa o solución ante el alza de los energéticos para una industria”.

Fuente: http://www.milenio.com