Envían desinfectantes a los consejos pesqueros de salmón en un ensayo para mantener alejado a un parásito mortal para los peces nativos.

Las medidas, que incluyen el envió de cientos de señales de precaución, tienen como objetivo el de proteger los ríos del Gyrodactylus salaris (GS), el cual ha tenido un efecto devastador en Noruega.

Las medidas se toman en la temporada en que los pescadores empiezan con la estación salmonera en el río Tay.

Brian Davidson, director de la Association of Salmon Fishery Boards, dijo: “Las consecuencias del ingreso del GS a sistema de ríos son extremadamente graves, el parásito es muy destructivo y es probablemente la única gran amenaza de las poblaciones de salmón escoceses.”

La asociación advierte que el bicho, que puede ser hallado en Escandinavia, Francia, Alemania, Portugal, Rusia y España, tiene la capacidad de transmitirse a las poblaciones de salmones silvestres.

Fuente: The Herald